WhatsApp e Instagram se pasan al 'modo oscuro': ¿por qué lo usan cada vez más aplicaciones?

Instagram en modo oscuro /
Instagram en modo oscuro

Esta modalidad de visualización apareja beneficios para nuestra salud

José Carlos Castillo
JOSÉ CARLOS CASTILLO

WhatsApp (servicio mensajería instantánea líder) e Instagram (la red social fotográfica propiedad de Facebook) son las últimas aplicaciones en abrazar el llamado 'modo oscuro'. Se trata de una de las tendencias más arraigadas este año en cuanto a software, basada en el empleo de tonos oscuros para las distintas interfaces de usuario.

Ya hemos visto como Twitter, YouTube, Telegram, Chrome, Messenger e incluso la propia Wikipedia se despedían de la blancura, aunque también han sucumbido sistemas operativos como Windows 10, Android 10, iOS 13 y el recién llegado macOS Catalina (con opción de 'aspecto dinámico', según la hora del día).

Precisamente los de la manzana mordida han sido los principales impulsores de esta modalidad de visualización, demostrándose una vez más su tremenda capacidad de influencia. ¿Quién no recuerda los sensores de huella dactilar; el discutible diseño de los AirPods o la expansión del 'notch' (reconocimiento facial mediante) por los smartphones de la competencia?

Los beneficios del modo oscuro

Cabe preguntarse si este modo oscuro tiene ventajas reales más allá del cambio estético (se agradece una nueva presentación tras miles de horas utilizando la misma decena de aplicaciones). La respuesta es afirmativa en varios frentes.

Habiéndose disparado el consumo energético de la mayoría de dispositivos (en parte por unas pantallas cada vez mayores), los fabricantes no han dejado de buscar fórmulas para incrementar la autonomía. Así surgieron los llamados modos 'de bajo consumo', que minimizan la actividad en segundo plano (descargas, comprobaciones de la bandeja de entrada...) hasta que el teléfono pueda recargarse por ccompleto.

Obviamente, lo anterior se antoja una medida para 'emergencias'. ¿Por qué no apostar por componentes y funciones de software que ahorren energía de forma continua? Los nuevos paneles OLED, los chips de 7 nanómetros y los últimos estándares de conectividad (WiFi, Bluetooth...) permiten alargar el tiempo de uso cotidiano como nunca antes. Es aquí donde entra en juego el modo oscuro: cuanto más brillo y blancura se dé en una pantalla, mayor el consumo de batería.

El funcionamiento de los mentados paneles OLED también tiene mucho que ver: son capaces de negros puros al desactivar aquellos píxeles que no muestren resquicios de otros colores. A fin de cuentas, el porcentaje de batería restante decrecerá mucho más despacio.

Verlo 'todo negro' beneficia igualmente a nuestra salud. Quizás hayamos oído hablar de la 'luz azul' emitida por los diodos LED (inherentes a la mayoría de pantallas que nos rodean). Ésta se ha vinculado con la degradación y muerte celular en organismos vivos, derivando en irritación ocular, cansancio, falta de concentración... Los paneles OLED han conseguido reducir la emisión de luz azul hasta en un 40%, lo que sumado a los modos oscuros contribuye a mitigar la fatiga visual.

Especialmente en interiores y a oscuras, como en los instantes previos a conciliar el sueño (que muchos dedicamos a ojear redes sociales en el móvil). Esto último se ha demostrado que nos roba horas de descanso: un estudio de los institutos holandeses de Neurociencias y Salud Pública concluyó que tabletas y smartphones están haciendo que nos acostemos 30 minutos más tarde y nos levantemos otra media hora más temprano, generalmente cansados y de mal humor.

Dormir menos también se ha asociado a un mayor riesgo de padecer obesidad, enfermedades cardiovasculares y diabetes. Así, aunque sea en un porcentaje nimio, los modos oscuros contribuyen al bienestar de una generación que se pasa hasta 8 horas diarias delante de una pantalla. No es casual, de hecho, que algunos expertos se refieran a la miopía como la «pandemia europea»: 6 de cada 10 jóvenes entre los 17 y los 27 años la padecen, según el informe 'La prevalencia de la miopía entre los jóvenes en España', publicado en 2018.

Cómo activar el modo oscuro en Instagram

Probablente os haya sorprendido encontraros de sopetón con el modo oscuro de Instagram, después de la última actualización. Esto es debido a que no existe una opción al efecto en su menú de configuración, sino que la aplicación adopta el aspecto que hayamos escogido previamente en los 'Ajustes' del smartphone.

En consecuencia, el modo oscuro de Instagram tan sólo está disponible bajo aquellos sistemas operativos que gusten 'vertirse de negro', como iOS 13 y Android 10. En el primer caso lo haremos desde 'Ajustes'>'Pantalla y brillo', donde elegiremos 'Oscuro' en el apartado 'Aspecto'.

Dado que Android 10 aún no está disponible para todos los terminales, primero tendremos que asegurarnos de que nuestro móvil sea compatible. A continuación accederemos a 'Ajustes'>'Pantalla' y activaremos la opción 'Tema oscuro'.

Ambos sistemas operativos también cuentan con accesos directos en el menú deslizable desde la parte superior de la pantalla (esquina derecha en los iPhone).

WhatsApp 'oscuro' en ciernes

WaBetaInfo

Decíamos que WhatsApp había abrazado el modo oscuro, pero no de forma 'oficial'. Según el portal especializado WaBetaInfo, la versión beta 2.19.282 de la aplicación de mensajería instantánea permite visualizarla en tonos apagados.

Usualmente es cuestión de semanas que las funcionalidades en modo beta lleguen al común de los mortales, por lo que no tendríamos que esperar mucho para este WhatsApp 'dark mode'.

Sí que conocemos, por las capturas publicadas, el procedimiento de activación: tendremos que ir a 'Ajustes'> 'Temas' y a continuación elegir entre 'Predeterminado del sistema', 'Claro' y 'Oscuro'.