Salud crea una subdirección específica en Osakidetza para las ofertas de empleo

Juan Luis Diego ayer durante su intervención parlamentaria./E. C.
Juan Luis Diego ayer durante su intervención parlamentaria. / E. C.

EH Bildu afea al nuevo director general el nombramiento como jefe de sección de uno de los médicos investigados por irregularidades en la OPE

Fermín Apezteguia
FERMÍN APEZTEGUIA

Un alto cargo de nueva creación velará en Osakidetza para que nunca vuelva a producirse un escándalo como el que investiga la Fiscalía Superior del País Vasco en relación a la última Oferta Pública de Empleo (OPE). El Gobierno autónomo anunció ayer la creación de una subdirección en el Servicio Vasco de Salud dedicada de manera exclusiva a la selección y provisión de personal, y que tendrá como una de sus prioridades la gestión del nuevo modelo de ofertas públicas de empleo que está diseñando la consejería que dirige Jon Darpón.

El Departamento de Salud trabaja en el diseño de un nuevo tipo de OPE que dejará atrás las convocatorias masivas como la última, en la que se ofertaron 3.335 plazas, a las que se apuntaron más de 96.000 opositores. Para evitar toda sombra de fraude, los exámenes de las categorías médicas se limitarán a una única prueba de tipo test, con 100 preguntas que evaluarán la teoría y la práctica. Los exámenes se corregirán por métodos automáticos y tanto las preguntas como las respuestas serán sometidas a análisis psicométricos de congruencia.

La nueva estructura de la Dirección General de Osakidetza, que incorpora esta nueva subdirección, fue publicada ayer en el Boletín Oficial del País Vasco con el objetivo de integrar la política de selección de personal como «un proceso estratégico» dentro de un «modelo innovador» de gestión de recursos humanos. La nueva área afrontará las «importantes y complejas» ofertas públicas de empleo previstas para los próximos años.

El decreto se publicó el mismo día en que el nuevo director general del ente público, Juan Luis Diego, se estrenó en el Parlamento vasco. Acudió a la Cámara para explicar, a petición de EHBildu, con qué criterios se seleccionó a la nueva directora de Emergencias, Mónica Elena Zárate, con una experiencia profesional «que nada tiene que ver con su nuevo cargo», aunque «es cuñada del jefe de personal de la OSIAraba y que tiene a su marido en los Servicios Centrales de Osakidetza», denunció la parlamentaria Rebeka Ubera. Diego explicó que se trataba de un puesto directivo cuyo nombramiento tiene «carácter discrecional». Apesar de ello, se hizo una convocatoria pública de empleo, a la que se presentaron ocho candidatos. «Ninguno de ellos presentó reclamación alguna por el proceso». PP y Podemos también se mostraron críticos y PNVy PSE avalaron a Osakidetza.

Ubera también afeó a Diego el nombramiento como jefe de servicio de Digestivo del hospital de Galdakao de uno de los tres médicos procesados por las irregularidades en la OPE, José Luis Cabriada Nuño. El director general de Osakidetza se escudó en que era su primera comisión parlamentaria para evitar dar explicaciones sobre cuestiones ajenas al orden del día.

El consejero Jon Darpón, por otra parte, fue recibido ayer por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, y su consejero de Sanidad, Jesús Vázquez, con quienes abordó, entre otras cuestiones, la necesidad de reforzar la Atención Primaria. Darpón les presentó también las principales líneas de actuación de la sanidad de Euskadi, y en concreto, el Plan Oncológico.

Debate parlamentario

Nueva directora de Emergencias.
Emparentada con dos altos cargos de Osakidetza, su nombramiento «fue legal y no se recurrió», dice Diego