Una neuróloga de Cruces, entre los cien mejores médicos de Forbes

Mendibe combina docencia con investigación y práctica clínica. /F. G.
Mendibe combina docencia con investigación y práctica clínica. / F. G.

Responsable de una Unidad de Esclerosis Múltiple, incide en que la enfermedad ya no está asociada a una silla de ruedas

J. T.

«Ha sido una sorpresa, no esperaba ser una de las 16 mujeres médicas que aparecen en la lista. Me enteré por un twitter y me ha hecho mucha ilusión, aunque estoy segura que muchos de mis compañeros también podrían formar parte de este listado». La doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad del País Vasco, Mar Mendibe Bilbao, ha sido destacada como una de los cien mejores médicos de España en la lista elaborada por la revista Forbes. La experta compagina docencia, investigación y práctica clínica y está especializada en neurología, con especial dedicación a la esclerosis múltiple (EM) y otras enfermedades neuroinmunológicas. «Llevo 18 años trabajando en asistencia clínica y hemos visto uno de los cambios más importantes en el ámbito de las enfermedades neurodegenerativas». La profesora también ejerce como neuróloga clínica y es responsable de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Universitario Cruces. También está al frente del grupo de Neuroinmunología del instituto Biocruces Bizkaia y en enero pasado fue reelegida vocal de la Sociedad Española de Neurología.

«Ha sido un año muy duro desde el punto de vista laboral, de intenso trabajo, pero muy fructífero. Tenemos un arsenal de fármacos producto de la investigación llevada a cabo en los últimos veinte años, de manera que se ha dado la vuelta al pronóstico y a la evolución y al seguimiento de la enfermedad, de manera que ya la esclerosis múltiple no está asociada a una silla de ruedas», subrayó ayer Mendibe. Esta enfermedad autoinmune tiene dos formas de evolución: en brotes y progresiva. «Hay muchas personas que sufren un brote y que se mantienen estancadas gracias a los fármacos eficaces. En estos momentos centramos nuestras investigaciones en la forma de afrontar la evolución progresiva de la esclerosis múltiple. Hemos obtenido unos primeros resultados modestos pero positivos», detalla la investigadora.

La clave

Esclerosis múltiple
«El impacto social y familiar es muy importante, hay un antes y un después en la vida de las personas»

El equipo que dirige Mar Mendibe trabaja en dos líneas de investigación: ensayos clínicos fase II y III, y en biomarcadores, estableciendo alianzas entre la universidad, el instituto Achucarro, Biocruces, empresas biotecnológicas y del tercer sector. Las investigaciones han permitido que el perfil de paciente sea muy diferente al de hace tres décadas, «un cambio» que también han notado otros profesionales que trabajan con los enfermos de esclerosis, como quienes ejercen su labor en el campo de la fisioterapia, oftalmología, psiquiatría o medicina de familia. El diagnóstico precoz hace que sea más fácil tratar la enfermedad, y sobre todo que las personas afectadas pueden hacer una vida lo más normal posible. «El impacto social y familiar es muy importante. Hay un antes y un después en la vida de las personas, pero es posible llevar una vida activa. Es lo que recomendamos y vemos día a día que es posible», incide Mar Mendibe