La huelga de los colegios concertados afecta desde hoy a 120.000 alumnos durante 8 días

Manifestación de los profesores de los colegios concertados en Bilbao./IGNACIO PÉREZ
Manifestación de los profesores de los colegios concertados en Bilbao. / IGNACIO PÉREZ

Los paros están convocados en 215 centros en los que estudian jóvenes desde Infantil a Bachillerato

JOSÉ DOMÍNGUEZ

«No es lo mismo una huelga de un día que de ocho». Tras agotar todos los plazos posibles a la espera de una desconvocatoria de última hora de los paros que arrancan hoy y se prolongarán hasta el día 25, ayer por la tarde la consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, apeló a este criterio de proporcionalidad y «equilibrio» para aprobar los servicios mínimos que deberán garantizar los 9.000 profesores de la enseñanza concertada llamados a secundar la protesta. Un decreto que refuerza sensiblemente el personal obligado a abrir las puertas y atender en condiciones los 215 colegios afectados, en los que estudian 120.000 jóvenes desde Infantil a Bachillerato. Así, frente a los dos responsables por centro y edificio que se han exigido en anteriores convocatorias (seis ya este curso y otras tres el anterior), ahora a estas dos personas deberán sumarse entre uno y dos profesores por cada ciclo educativo (Infantil, Primaria, ESO, Bachiller y Formación Profesional), más la obligación de que trabaje la mitad de la plantilla que lo hace habitualmente en las aulas de educación especial.

«La apertura de los centros educativos no universitarios no solo exige 'abrir ' sus puertas», subraya la responsable autonómica en la orden que fija estos servicios mínimos. En ese sentido, remarca la «especial diligencia» que debe garantizarse para evitar «riesgos evitables» y dar «mayor seguridad» a un alumnado menor de edad al que no puede exigírsele «el mismo grado de madurez en su actuar que a una persona adulta». Y que, al ser ocho días de huelga consecutivos, «es previsible que acuda en mayor número».

El decreto del Departamento de Trabajo fue muy criticado por los sindicatos convocantes de los paros, ELA, Steilas, CC OO, LAB y UGT. A su juicio, estos servicios mínimos son «excesivos y desproporcionados» y «comprometen» el derecho a la huelga de los trabajadores. Entre otras cosas porque en algunos centros implicará la designación de «mucho profesorado» para su cobertura. «Otras veces se han hecho cuatro días seguidos sin medidas tan abusivas», lamentó la portavoz de ELA, Miren Zubizarreta. A su juicio, «con este paso el Gobierno vasco intenta eludir su responsabilidad y el papel fundamental que puede cumplir en la resolución de este conflicto».

Las familias de los alumnos valoraron ayer de forma positiva el reforzamiento de los servicios mínimos. «Cuanto más apoyo tengamos a la conciliación familiar, mucho mejor», resumió la portavoz de la Federación Católica de Padres de Familias y de Alumnos de Bizkaia FECAPP, Miryam González. Según reconoció, algunos progenitores están tentados a no llevar a sus hijos al colegio, «pero ocho días son demasiados».

Reunión con el Ararteko

En cualquier caso, esta madre avanzó que la situación puede cambiar mucho en función de la decisión definitiva «y particular» que adopte cada colegio. «Nos han dicho que habrá centros que no harán todas las jornadas sino sólo unas cuantas, o que algunos incluso las limitarán a varios ciclos nada más», subrayó. «La convocatoria es para los ochos días y luego habrá trabajadores que las harán todos y otros que menos, pero el apoyo y seguimiento esta vez es amplísimo y nos consta que habrá colegios que antes no paraban y ahora lo harán», puntualizaron las centrales.

Los padres, en cualquier caso, siguen trabajando intensamente para recabar apoyos que les ayuden a buscar una solución que permita minimizar los daños de las protestas y contribuyan a que sindicatos y patronal se sienten en la mesa de negociación hasta llegar a un acuerdo. Ayer se reunieron con responsables de la oficina del Ararteko. «Les hemos mostrado nuestro temor a que esto empeore con una huelga indefinida y tengamos que dar el curso por perdido y nos han mostrado su sensibilidad y disposición a colaborar», agradeció desde FAPAE Víctor Petuya.

Las patronales, por su parte, reiteraron sus críticas a la «postura inamovible» de los sindicatos. Kristau Eskola aseguró que no presentará más propuestas porque ya en la última incluyeron «el marco máximo que podemos ofrecer». Y desde AICE-IZEA remarcaron que esa plataforma ya garantiza «un 0,5%» más que la que han aceptado las ikastolas. Por su parte, el Gobierno vasco también está dando pasos y ayer su portavoz, Josu Erkoreka, confirmó que mejorará los conciertos educativos en el proyecto de ley que fijará la subida salarial a los funcionarios.

 

Fotos

Vídeos