Una jornada de otoño da paso al sol

La jornada desapacible de ayer dará paso./Pankra Nieto
La jornada desapacible de ayer dará paso. / Pankra Nieto

El buen tiempo llegará a Bizkaia a medida que avance la semana tras la jornada de ayer de lluvias intensas y temperaturas medias de apenas 15 grados en Bilbao

PELLO ZUPIRIA

El otoño se dejó ver ayer en Euskadi y los paraguas, los abrigos y las botas volvieron a ser la vestimenta en Euskadi, tras uno de los veranos más secos de los últimos años. El día comenzó tal y como vaticinó Euskalmet, que el lunes avisaba de aviso amarillo por fuertes lluvias. Incluso hablaba de la posibilidad de descargas de hasta quince litros por hora y de tormentas de granizo en la costa cantábrica. Así fue, por lo menos, en Otxandio que en diez minutos registró 10 litros, o en Muxika que cayeron 57 litros en 24 horas, según informó José Antonio Aranda, responsable metereológico de la agencia vasca, que calificó el día de «totalmente otoñal».

Bilbao amaneció gris y en las aceras se crearon varias balsas de agua. De todos modos, el mal tiempo dio algunas treguas. Al mediodía y en algunos momentos de la tarde el cielo se abrió parcialmente y se pudo ver el sol. Las precipitaciones máximas se registraron a las 6.20 horas con 5 litros de lluvia por hora. Sí que se notó, en todo caso, que el verano empieza a dar sus últimos coletazos debido al desplome de la temperatura. De los veintidós grados que hizo el lunes, ayer la temperatura media en Bilbao fue de apenas quince.

De todas formas, esta tormenta ha sido pasajera. Según Aranda, en los próximos días descenderán las precipitaciones poco a poco, y para mañana por la tarde habrán cesado. Asimismo, las temperaturas ascenderán para dar paso al viernes con cielo poco nuboso.

El pronóstico

Hoy
Nublado y muy lluvioso, con tormentas frecuentes. También podría granizar. Rachas muy fuertes de viento. (Máx. 18º Mín. 14º)
Miércoles
Lloverá, pero con menos intensidad que el martes. Las temperaturas mínimas irán en aumento. (Máx. 20º Mín. 15º)
Jueves
Lloverá débilmente por la mañana. El cielo se mantendrá cubierto y se irá despejando a lo largo del día. (Máx. 19º Mín. 14º)
Viernes
El cielo comenzará a despejarse y se cree que habrá una subida de las temperaturas a valores normales. (Máx. 22º Mín. 14º)

La Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, alertaba ayer de un cambio brusco de tiempo y activó el primer aviso amarillo del curso por precipitaciones entre la pasada medianoche y las 15.00 horas de hoy. Los chubascos tormentosos pueden incluso descargar granizo sobre la costa cantábrica. También se decretó riesgo para la navegación hasta las 18.00 horas de hoy, ya que los vientos de fuerza 6 y la mar de fondo del noroeste levantarán olas de hasta dos metros.

¿Por qué ocurre este fenómeno? El verano vasco ha sido más seco de lo habitual, y estas tormentas se deben a que una «masa de aire frío en altura procedente de Holanda que después se desplazará hacia el Mediterráneo se acerca al territorio», según explica Onintze Salazar, meteoróloga de Euskalmet. Se trata de una dana (depresión aislada en niveles altos). Entró en la península por el Cantábrico, mientras que hoy se moverá hacia el Mediterráneo según avance el día después de que jarree de lo lindo. Asturias y Cantabria también estarán muy afectadas por este fenómeno. Y caerán las primeras nieves del curso en los Pirineos, a partir de los 2.000 metros de altura.

Balsas de agua en una carretera de Basauri
Balsas de agua en una carretera de Basauri / BORJA AGUDO

La dana se quedará entre el sureste peninsular y el norte de África al menos hasta el viernes. Afectará de forma importante a esta zona, con chubascos acompañados de tormentas muy fuertes, vientos intensos y mala mar, lo que está causando preocupación a las autoridades. Por ahora, las precipitaciones más intensas se esperan en Cataluña, donde se ha activado la alerta roja por chubascos torrenciales. En el litoral de Barcelona y de Girona se podrían superar los 90 litros por metro cuadrado en una hora. Mañana, los chubascos llegarán a la Comunidad Valenciana y a Baleares y el jueves al sureste peninsular. Según la Agencia Estatal de Meteorología, hay incertidumbre sobre cómo evolucionarán las tormentas el fin de semana, si bien podría regresar al norte o irse debilitando.

Se ha decretado la alerta roja en el litoral de Cataluña por lluvias torrenciales

Cielo nuboso

En Euskadi se producirán algunos chubascos débiles y podría llover algo mañana, pero la situación no será «comparable» a la de hoy, explica Salazar. Las temperaturas podrían subir un par de grados. El jueves también caerá algo de lluvia durante la primera mitad del día en el litoral. El cielo seguirá estando muy nuboso, aunque irá despejando por la tarde. La lluvia remitirá y las temperaturas comenzarán a subir hasta los 22 grados, asegura Salazar. Eso sí, no puede garantizar que vayamos a tener un fin de semana bueno. Ni si podremos volver a la playa este verano. «Todavía queda mucho septiembre por delante», anima.