La obligación de cotizar por los becarios no costará dinero a las universidades

La ministra de Educación, Isabel Celaá./efe
La ministra de Educación, Isabel Celaá. / efe

Gobierno y rectores abren una negociación y pactan que cualquier cambio en el actual sistema de prácticas académicas externas no se aplicará hasta el curso 2019-2020

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

El Gobierno garantizó este miércoles a los rectores que el decreto aprobado en diciembre, que obliga a dar de alta en la Seguridad Seguridad y a pagar cotizaciones sociales por todos los estudiantes que realicen prácticas académicas en empresas o entidades de cualquier tipo, no obligará a las universidades españolas a soportar un gasto añadido al actual por este motivo.

Los responsables de Universidades y de Trabajo tranquilizaron hoy a los rectores durante la constitución de una mesa de diálogo en la que Gobierno se compromete a pactar con la Crue -la conferencia que agrupa a todos los centros de educación superior españoles- y con los demás sectores de la comunidad universitaria el reglamento que permita la aplicación práctica de este cambio legal.

La Crue puso hace diez días el grito en el cielo porque, a la vista de la literalidad del decreto, consideraba que la obligación legal de abonar cuotas a la Seguridad Social por todos los becarios -ahora solo se paga por las prácticas voluntarias remuneradas, pero no por las obligadas para aprobar la carrera ni por las gratuitas- podía reducir de forma significativa la oferta de prácticas y cargar a las universidades con unos gastos «inasumibles», dado su actual déficit de financiación.

Los primeros acuerdos alcanzados hoy, que han sido alabados por la Crue, lo que no explican es cómo piensan evitar que el pago de cuotas por la Universidad -una posibilidad sería volver a bonificar al 100% las cotizaciones generadas por las prácticas obligadas por los plaesn de estudios-, ni tampoco dicen cómo van a evitar que la obligación de las empresas de cotizar por cualquier becario -sea remunerado o no- pueda reducir la oferta de prácticas.

Lo que sí dejo claro el Gobierno a la Crue fue que, en cualquier caso, este cambio legal, que también afecta a los alumnos de FP media y superior, no sería de aplicación hasta el próximo curso, el 2019-2020, por lo que todas las partes tienen tiempo para cerrar un acuerdo para la aplicación concreta de la norma. Lo que todas las partes admiten como positivo es que todos los becarios sean dados de alta en la Seguridad Social, lo cual les generará unos derechos sociales.

 

Fotos

Vídeos