Educación ya ha cumplido «el 70% de lo pactado» con los sindicatos en la escuela pública

Unos niños juegan en el patio del colegio Jesuitas durante un día de huelga./Fernando Gómez
Unos niños juegan en el patio del colegio Jesuitas durante un día de huelga. / Fernando Gómez

En seis meses ha reducido la jornada de los profesores mayores, reforzado las aulas de necesidades especiales y cubre las sustituciones desde el primer día

Itsaso Álvarez
ITSASO ÁLVAREZ

Con el conflicto más enquistado que nunca en los centros concertados, la consejera Cristina Uriarte comparecía ayer en la comisión de Educación del Parlamento vasco para explicar cómo están funcionando los acuerdos que ha ido alcanzando su departamento con las centrales sindicales de la enseñanza pública. El curso pasado Steilas, LAB y ELA llevaron a cabo de enero a abril cuatro jornadas de huelga entre las plantillas docentes y aplazaron otras cinco más al ver que el Gobierno vasco les ofrecía una propuesta que recogía sus reclamaciones. Pedían mejoras salariales, aumentar el número de profesores, menos alumnos por clase, sustituciones de bajas desde el primer día en todas las etapas y medidas educativas como suprimir la Lomce y el currículum vasco e implantar la inmersión en euskera. Y a día de hoy, salvo ELA, que se descolgó y siguió en solitario el enfrentamiento, están satisfechos. Consideran que hasta la fecha se ha materializado «un 70%» de lo pactado. «Nos estamos reuniendo con regularidad y estamos cumpliendo los compromisos alcanzados», reconoció Cristina Uriarte.

La titular de Educación concretó de forma pormenorizada los pasos dados en los seis meses que lleva en marcha el curso escolar. Las medidas efectuadas y las que, por falta de dinero, no se pueden aplicar. En materia de profesorado, Educación ha reforzado las aulas de tres años de 85 centros, cuando el ratio de alumnos pasa de 18 a 23 por clase, y ha destinado 136 profesores más a las aulas de necesidades especiales de 133 colegios. Las sustituciones eran otro de los principales caballos de batalla. Uriarte señaló que «las bajas laborales se cobran desde el primer día» y que los sustitutos «llegan enseguida», a pesar de las dificultades de gestión que esto entraña, señaló, porque muchos candidatos se niegan a cubrir bajas de una jornada o dos. «El caso de inglés, por ejemplo, de cien llamadas que hemos hecho en el último mes, 91 han dicho que no por este motivo».

«No pongan excusas»

La posibilidad de que los maestros más veteranos redujeran su horario, otro de los puntos contemplados en su momento, está teniendo una buena acogida. 450 docentes mayores de 60 año que aún no pueden jubilarse han aceptado reducir un tercio sus horas lectivas, mientras otros 201 más de 59 trabajan ya dos horas menos cada jornada por voluntad propia. «La equiparación de los permisos entre interinos y personal de carrera es ya una realidad», observó Uriarte.

La consejera acudió al Parlamento a petición de EH Bildu, pero se dirigió a toda la oposición. «Si ustedes no apoyan los presupuestos no están apoyando que salgan adelante medidas en Educación. Es responsabilidad de todos», dijo en referencia a la prórroga presupuestaria. A lo que la oposición respondió de forma airada. «Tienen recursos. No pongan excusas porque hay oportunidad. Si hay voluntad podrían traer otra propuesta aquí e intentar llegar a acuerdos», consideró Rebeka Ubera, parlamentaria de la coalición abertzale. «Lo siento, pero el mayor responsable de que no haya presupuestos es el Gobierno», apoyó Juana Bengoechea por parte del Partido Popular.