Bildu denuncia tres vertidos de material radiactivo «ocultados» en Garoña el pasado verano

Vista de la central./Jesús Andrade
Vista de la central. / Jesús Andrade

La formación abertzale ha solicitado que comparezca en el Parlamento vasco la comisión interinstitucional encargada de hacer el seguimiento del desmantelamiento de la central

GABRIEL CUESTA

EH Bildu ha denunciado tres accidentes que han supuesto el vertido de material radiactivo durante el desmantelamiento de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) durante el pasado verano. Estos hechos, según ha explicado Mikel Otero este miércoles en el Parlamento vasco , han sido «ocultados» hasta ahora, en una «grave falta de transparencia que pone en solfa la labor de la comisión interinstitucional» que hace seguimiento de dicho proceso.

La formación abertzale cita los informes del Consejo de Seguridad Nuclear en los que, asegurar, se refleja un primer incidente el 20 de julio de 2018, cuando una fuente radiactiva que estaba siendo transportada se cayó al suelo y la cápsula de cesio-137 que estaba dentro se salió del envase de plomo. El segundo capítulo sería el 2 de agosto, día en el que hubo un vertido de 50 litros de lodo radiactivo, que también se volvió a verter 15 días después en el tercer accidente.

Último incidente

Otero ha solicitado que comparezca en el Parlamento vasco la comisión interinstitucional constituida en 2017 por el Gobierno vasco, la Diputación de Álava y administraciones locales para hacer seguimiento del proceso de desmantelamiento de la central nuclear de Garoña. «Ese órgano fue creado a propuesta de EH Bildu, pero su trabajo está en cuestión porque hasta ahora no hemos sabido que durante el pasado verano en Garoña hubo tres accidentes en los que se vertió material radiactivo», ha denunciado.

El último episodio contaminente de la central se conoció pocos antes del anuncio oficial del cierre definitivo de las instalaciones. En marzo de 2017 un bidón con agua radiactiva derramó tres litros, aunque sin llegar a superar el límite permitido. El cierre provisional de aluminio del embase cayó al suelo y, debido al impacto, derramó su contenido.