Urizar dimite como líder de Eusko Alkartasuna

Urizar dimite como líder de Eusko Alkartasuna

El papel de EA dentro de EH Bildu habría fracturado a la formación fundada por Carlos Garaikoetxea

DAVID GUADILLABilbao

Pello Urizar ha presentado esta tarde su dimisión como secretario general de Eusko Alkartasuna durante la reunión del Consejo Nacional del partido celebrada esta misma tarde. A partir de ahora se convocará una asamblea extraordinaria para nombrar a un nuevo líder en funciones y poner en marcha un proceso de primarias. Urizar comparecerá hoy en una rueda de prensa en San Sebastián para explicar los motivos de su dimisión.

Urizar fue elegido secretario general de EA en 2009. Desde entonces, su liderazgo ha atravesado por diferentes fases. Una de las más complicadas se vivió a mediados de 2017, en un congreso del que salió reelegido pero que dejó un partido fracturado por la mitad. Se impuso por apenas catorce votos a Maiorga Ramírez. Las discrepancias de fondo tenían que ver con el papel de EA dentro de EH Bildu.

Urizar siempre ha sido uno de los más firmes defensores de la integración del partido fundado por Carlos Garaikoetxea en EH Bildu para defender una apuesta soberanista clara. Sus críticos, sin embargo, le han acusado de ir demasiado lejos, de diluir la marca de EA en una alianza controlada por la izquierda abertzale. La demostración de la división existente en el seno de la formación se escenificó apenas una semanas después de aquel cónclave, cuando los opuestos a su gestión se impusieron en la mayoría de los congresos territoriales.

Las aguas, lejos de reconducirse desde entonces, han seguido agitadas. En una entrevista a EL CORREO en agosto del año pasado, Mikel Goenaga, secretario general de EA en Gipuzkoa aseguraba que el partido «podría acabar desapareciendo tal y como lo dirige Urizar». Este mismo año, la situación interna se había vuelto a complicar después de que el candidato de EH Bildu a Europa, Josu Juaristi, fuese sustituido por Pernando Barrena. Juaristi se había impuesto en unas primarias en las que en segunda posición había quedado Lorena López de Lacalle, de EA. La elección del histórico miembro de Batasuna pasando por encima de la dirigente de Eusko Alkartasuna encendió los ánimos, incluso de los dirigentes más cercanos a Urizar.