Susana Díaz renuncia a presentarse a la investidura y liderará la oposición

La presidenta de la Junta de Andalucía en funciones, Susana Díaz. / EFE

Los socialistas andaluces advierten de que no habrá paso atrás de su secretaria general, en respuesta a los mensajes lanzados desde Ferraz en los últimos días

CECILIA CUERDOSevilla

El acuerdo a tres entre PP, Ciudadanos y Vox para apoyar la investidura de Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente de la Junta a la primera votación dejó sin sentido este jueves la candidatura de la socialista Susana Díaz. El PSOE-A anunció esta mañana que finalmente no dará una batalla perdida de antemano y no presentaron candidatura alguna a la presidenta del Parlamento andaluz, que hoy se reúne con todas las formaciones parlamentarias para sondear las posibilidades de cada candidato y presentar la propuesta del líder con más apoyos para presidir la Junta de Andalucia.

No obstante, los socialistas quisieron responder a los mensajes lanzados en los últimos dias dese Ferraz para que la secretaria general diese un paso atrás y abriese la puerta a un nuevo ciclo en la comunidad. Antes al contrario, Díaz permanecerá como jefa de la oposición.

Fue el portavoz parlamentario del PSOE andaluz, Mario Jiménez, acompañado por el secretario de organización, Juan Cornejo, quien trasladó a la presidenta de la cámara Marta Bosquet que desistían de concurrir al debate. El acuerdo suscrito el día antes hacía innecesario presentar una candidatura que no saldría dado que Vox tiene previsto apoyar en primera votación la candidatura del popular Juan Manuel Moreno. No obstante, no cerraron la puerta y aseguraron que si por algún motivo esa candidatura se acaba frustrando, porque los dirigentes de Vox «cambian de opinión cada 24 horas», reprochó, darán la batalla y concurrirán al debate con la legitimidad de ser la fuerza más votada por los andaluces en las elecciones del pasado 2 de diciembre.

No obstante, la secretaria general de los socialistas andaluces será quien intervenga en el debate de investidura para dar la réplica al líder del PP-A y futuro presidente andaluz. Ella será también quien lidere la oposición en esta legislatura, aseguró Jimenez, en un mensaje lanzado directamente a la dirección de su partido, que tras la pérdida del ejecutivo andaluz después de 37 años de gobierno ininterrumpidos apuesta ya claramente por us marcha y la apertura de un nuevo ciclo político en la comunidad.

En este sentido, ha anunciado que los socialistas ejercerán «una oposición responsable» y «vigilante de la defensa del autogobierno». Así, no ha perdido oportunidad de reprochar que «el futuro de Andalucía se decide en reuniones secretas en Madrid», lo que a su juicio supone un retroceso respecto a los logros conseguidos por la región tras las manifestaciones multitudinarias de 1977 y el referendo del 28 de febrero.

Más información