«Llevamos 8 años con esto. ¿Por qué ahora?»

De Miguel, saliendo del Palacio de Justicia esta mañana. /Igor Aizpuru
De Miguel, saliendo del Palacio de Justicia esta mañana. / Igor Aizpuru

Tras 44 sesiones del mayor proceso que se recuerda en la Audiencia de Álava, el juicio por el 'caso De Miguel' ha dado un vuelco

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

Tras ocho años de investigaciones y cuarenta y cuatro sesiones del mayor proceso que se recuerda en la Audiencia de Álava, el juicio por el 'caso De Miguel' ha dado un vuelco. Un vuelco esperado, pero un vuelco. La Fiscalía ha confirmado los contactos con los acusados para intentar alcanzar un acuerdo «beneficioso para todos» y los jueces han aplazado la causa. Nadie se ha opuesto, nadie ha levantado la voz, en la sesión más rápida de cuantas se han registrado desde enero. Se notaba en el ambiente que el día era diferente, con los acusados algo más relajados ante la perspectiva de poder eludir la cárcel y los jueces remangándose la toga de corrillo en corrillo. Toca negociar.

Se abre un paréntesis para que los principales incriminados en la mayor trama de corrupción destapada en Euskadi cambien el paso y acepten parte de los cargos de los que se les acusan a cambio de una reducción de las penas exigidas, que oscilan entre los 4 y los 54 años de prisión. Un escenario «chocante» incluso para algunas de las defensas, que hasta ahora han basado su labor en reivindicar la absolución de sus clientes. «Si se ofrece este camino y mi defendido accede lo intentaremos aprovechar, pero cuanto menos es sorprendente después de tantos años», reconocen algunos letrados. «¿Por qué ahora?», se ha escuchado cuestionar en los pasillos de la Audiencia alavesa.

La pregunta no ha obtenido respuesta pese a que acusados y abogados han pasado más tiempo esta mañana en los pasillos del juzgado que sentados en la sala especial habilitada para la causa. No había dependencias en la Audiencia capaces de acoger una causa con 26 acusados así que hubo que crearla a toda velocidad. El juicio ha arrancado poco antes de las diez de la mañana y quince minutos después la sesión se ha detenido para que los jueces se retiraran a deliberar. A las once menos veinte la causa ya estaba suspendida a la espera de pactos.

Más información

 

Fotos

Vídeos