El Gobierno vasco considera «ignominiosas» las alabanzas de Otegi a Lluch

Otegi, durante la entrevista en el programa de TV3 de 'El Quatre Gats' de Ricard Ustrell. /
Otegi, durante la entrevista en el programa de TV3 de 'El Quatre Gats' de Ricard Ustrell.

El líder de Bildu había dicho que el exministro asesinado por ETA aportaría «racionalidad» a Cataluña

DAVID GUADILLA

El Gobierno vasco cree que las alabanzas que lanzó hace unos días Arnaldo Otegi hacia Ernest Lluch, exministro socialista asesinado en 2000 por ETA, son «ignominiosas». En una entrevista a un medio catalán, el coordinador general de EH Bildu aseguró que Lluch hubiese aportado «racionalidad» a la crisis abierta en Cataluña. A las críticas que ya recibió desde diferentes ámbitos se han sumado hoy las de Josu Erkoreka.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz ha sido rotundo. Ha recalcado que «hace 20 años», declaraciones de este tipo hubiesen sido «valientes», y quizás hubiesen «ayudado» a terminar con la violencia, pero que después de tantos años de «silencio» no aportan nada nuevo.

Cuando Lluch fue asesinado, Otegi era portavoz de Batasuna en el Parlamento vasco. Su asesinato provocó un profundo impacto, también en la izquierda abertzale, al ser uno de los dirigentes de la época que más apostaba por las vías de diálogo entre la banda y el Gobierno central para terminar con el terrorismo. Fue tiroteado cuando salía de su domicilio.

Erkoreka también se ha referido a los problemas existentes en la ponencia de Memoria, donde el PNV y el PSE escenificaron ayer sus diferencias. El foro ha entrado en un callejón sin salida, pero el Gobierno vasco confía en que el trabajo realizado hasta la fecha «dé sus frutos», aunque hasta la fecha las diferencias son más importantes que los consensos. «Éramos conscientes de que iba a ser un trabajo arduo y difícil», ha señalado el consejero. Erkoreka se ha mostrado convencido de que al final se hallarán «las palabras adecuadas y el momento idóneo para decir que los derechos humanos y el pluralismo político siempre se tienen que respetar».