Urkullu: «Su cercanía y generosidad han sido un ejemplo en la Iglesia y en nuestro país»

Urkullu: «Su cercanía y generosidad han sido un ejemplo en la Iglesia y en nuestro país»

A juicio de Alfonso Alonso (PP), le «faltó comprensión hacia las víctimas» mientras que Maddalen Iriarte (EH Bildu) valora que «siempre abogó por el diálogo y la paz»

ELCORREO.COM

La muerte de Jose María Setién, obispo emérito de San Sebastián y una de las figuras más controvertidas de la Iglesia vasca durante los años de plomo de ETA, ha suscitado las primeras reacciones entre la clase política vasca. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha mostrado su pesar por el fallecimiento del prelado, al que ha definido como «una buena persona con una educación profunda y una gran vocación». «Él siempre mostró un compromiso sincero y sincero en la vida. Su cercanía y generosidad han sido un ejemplo en la Iglesia y en nuestro país», ha destacado Urkullu.

A través de su cuenta de Twitter, el lehendakari ha aseverado que Setién «Sembró la convivencia entre nosotros y seguiremos cuidando y fortaleciendo esa semilla«.

Tras expresar su pésame por el fallecimiento del prelado, el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha recordado que fue «una figura histórica que marcó una etapa» por su posición ante ETA. «No es el día de incidir en las críticas, pero en mi opinión le faltó comprensión hacia las víctimas del terrorismo», ha dicho en una entrevista en Radio Euskadi. Alonso, no obstante, ha puesto en valor el esfuerzo de Setién por «mantener viva la Iglesia en Euskadi».

Por su parte, la portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, Maddalen Iriarte, ha destacado que José María Setién «siempre abogó por el diálogo y la paz» y que «logró concitar el apoyo» de los feligreses guipuzcoanos.

En la misma emisora, Iriarte ha calificado a Setien como «un hombre amable y afable» al que «le tocó vivir un momento en la Iglesia española que no fue fácil para él».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos