Baserris que visitar en julio

Karlos Ibarrondo con sus cerdos, criados al aire libre, en Elorrio./Maika Salguero
Karlos Ibarrondo con sus cerdos, criados al aire libre, en Elorrio. / Maika Salguero

Puertas abiertas en los caseríos. Una treintena de explotaciones agrarias y ganaderas muestran su forma de trabajo, sus productos y su vida los días 6 y 7 del próximo mes

Elena Sierra
ELENA SIERRA

Kilómetro cero. Slow food. Producto de cercanía. O, yendo al grano, acortar la cadena de distribución y por tanto reducir la huella ecológica y el desperdicio de comida, cuidar el medio ambiente, apostar por la economía local. Todas esas ideas llevan tiempo construyendo discurso y no son pura teoría. Cada vez más consumidores le miran la etiqueta a los alimentos y se fijan, y mucho, en el lugar de procedencia. Los grupos de consumo que se siguen multiplicando en las ciudades y los pueblos grandes se rigen también por esa norma: la de tener localizados a quienes cultivan o crían lo que luego van a servir en sus mesas. Y no es raro que los integrantes de estos grupos preocupados por las cosas del comer y del beber realicen excursiones a las instalaciones agrícolas y ganaderas para conocer, de arriba abajo, lo que allí se hace.

La iniciativa 'Ongi etorri baserrira!' (¡Bienvenido al caserío!), que hace ya cinco años pusieron en marcha los baserritarras profesionales de Euskadi agrupados en ENBA, la organización agraria vasca, es una forma muy cómoda y práctica de acercarse a ese trabajo que cada día se hace en el campo de Bizkaia y Gipuzkoa. Es tan sencillo como tener ganas de visitar alguno de los muchos baserris que abren sus puertas a los curiosos -y a los concienciados- una vez al año, mirar bien el programa que está ya colgadito en la web ongietorribaserrira.eus y reservar sitio en alguno de estos lugares, cosa que es posible hasta el día 30. El llamamiento a inscribirse ya mismo no se hace a la ligera: las plazas suelen agotarse, sobre todo en aquellos 'baserris' que están más cerca de las capitales.

1. Patricia Guitérrez en el invernadero de La Gilda del Norte en Lezama| 2. Jornada de una edición anterior. 3. Una niña acaricia a un ternero de una explotación ganadera de Irun. / Ignacio Pérez | Gema Arrugaeta

30 explotaciones

Este año, las jornadas que invitan a quien quiera a colarse -con permiso y guía experto- en las cuadras, las huertas y las praderas y hacer preguntas sobre los procesos de cultivo y cría a los que más saben, los que las sacan adelante, tendrán lugar los días 6 y 7 de julio. En esta quinta edición, son 30 las explotaciones que se prestan a tender puentes entre productores y consumidores, un par más que en 2017. Gracias a esta iniciativa se puede ver exactamente de dónde procede la leche y enterarse de por qué hay algún ganadero que ha decidido envasarla sin intermediarios; o conocer a los pollos lumagorri, esos que campan a sus anchas en las praderas y presumen de muslos y pechugas casi tanto, aunque en proporción, claro, como los cerdos basatxerri lo hacen de unas carnes criadas en libertad, con una alta infiltración grasa, dulce y sabrosa. Quesos, fresas de invernadero, manzanas (y sidra) y pan, miel y propóleo, piperras...

En Bizkaia, este año, las explotaciones que se han apuntado a las visitas son los de La Gilda del Norte, en Lezama, el día 6, y al día siguiente los del caserío Aiarbi de Berriz (vacuno de leche) e Iratxe Martínez (huevos camperos Euskaber) de Garai, Karlos Ibarrondo (vacuno de carne y cerdos al aire libre) y el caserío Artialde (pollos lumagorri con label) en Elorrio, y en Otxandio-DimaFidel Abans y su ganadería.

Lo del producto de cercanía, de la huerta a la mesa, se puede entender muy bien si se realiza la excursión al invernadero de La Gilda del Norte. Hace un par de años estos expertos en la elaboración del típico pintxo bilbaíno decidieron controlar todo el proceso y se pusieron a cultivar a gran escala sus propias guindillas de Ibarra, esos pimientos verdes guipuzcoanos que ahora crecen alegremente en Lezama y se embotan allí. Llegaron a un acuerdo con una lonja de pescado y se hacen así con las anchoas necesarias para montar las gildas que venden, directamente al cliente, en el local de hostelería del centro de Bilbao, el Gildatoki. De todo eso, y más, se entera uno de primera mano gracias a Ongi etorri baserrira!

Esa misma jornada (viernes 6), entre las muchas casas que abren puertas en Gipuzkoa, hay otra que trabaja con invernadero: el baserri Usaskue, en Rentería, se dedica al cultivo de fresas y comercializa todo el producto a través de los supermercados BM. En Eskoriatza, en Agarre Goikoa, se recomienda la visita no solo para ver cómo se cría el ganado vacuno y las ovejas para carne, sino también para admirar las plantaciones forestales que trabajan. Y en Basabe Barrena, en Errezil, se escuchará la historia personal de un joven que ha recuperado la pasión por la producción de manzana y la sidra familiar contando con unos hermosos manzanales de diferentes edades. Además, elaboran pan casero y ofrecen la posibilidad de hacérselo uno mismo.

Ongi etorri baserrira (Bizkaia y Gipuzkoa)

Qué es
Puertas abiertas de 30 explotaciones agrícolas y ganaderas de Bizkaia y Gipuzkoa.
Cuándo
Los días 6 y 7 de julio
Inscripciones
Pueden hacerse hasta el 30 de junio en la web www.ongietorribaserrira.eus, en la que está toda la información sobre los caseríos y las rutas programadas.
Horario de la visita
De 11.00 a 14.00 horas.
Precio
Todas las visitas son gratuitas.
Sorteos
Se sortearán varios lotes de productos de KALITATEA y una estancia de 2 noches para 4 personas en un agroturismo, Bonus Fucsia de NEKATUR.
Teléfono de información
943650123.

Las visitas del sábado

Al día siguiente, el caserío Urkizahar de Beizama mostrará cómo se cuidan las viñas ubicadas en sus empinadas laderas, y cómo se hace uno de los pocos txakolis ecológicos del entorno. Y para entorno el de Aralar, que puede conocerse en compañía del pastor Joseba Insausti, una de las visitas ya tradicionales de estos cinco años de programa. Camino de la borda Esnaurreta (hora y media de paseo para el que conviene llevar bocata), el abecé del modo de vida pastoril y de la elaboración de queso de montaña.

En Bizkaia, para vistas las que tiene la explotación de cerdos de Karlos Ibarrondo en Atxondo. «A ver si sale buen día y podemos disfrutarlas», dice este ganadero que ha sido recientemente nombrado presidente de ENBA en el territorio. Es la primera vez que participa en Ongi etorri baserrira! y lo hace para mostrar cómo se producen los embutidos «con calidad desde el origen». Los cerdos disponen de lugares para dormir y de comederos y abrevaderos, pero andan sueltos «y comen lombrices, helechos, raíces y lo que quieren». Son «vagos», asegura, o más bien «no madrugan», y por las mañanas suelen estar tumbados. Ver el comportamiento de los 'basatxerris' es el final de la mañana, que comienza en el caserío Artialde de Elorrio, donde crecen los pollos Lumagorri, sigue por las vacas de carne de Ibarrondo -son vecinos- y acaba con degustación de productos.

Visitas en euskera

La mayor parte de las visitas se realizan en castellano, pero también hay algunas que se hacen íntegramente en euskera. Este año, son las que han preparado en media docena de explotaciones, entre las que está incluida la ya mencionada excursión a la quesería de la sierra de Aralar. El resto son las del viernes en Aia y en Elgoibar (vacas de leche y ordeño con robot en la primera localidad, en el baserri Agerresoro Aundi; ovejas, quesería y vacas de carne en la segunda, en Mausitxa) y en Asteasu, Urretxu y Zarautz al día siguiente. O lo que es lo mismo, las visitas a las vacas lecheras del caserío Bulano, al museo de la abeja y todos sus productos en el de Aikur y a la huerta de Baso-beltz, respectivamente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos