Aguar la fiesta

Aguar la fiesta
EFE
Manuel Alcántara
MANUEL ALCÁNTARA

Los llamados «abajo firmantes», que siempre son los mismos, se han puesto de acuerdo para ir contra la austeridad. La consideran una virtud tan grande que debe ser practicada por los otros. Mientras, el Parlament ha escogido abolir la Monarquía. No le perdonan al Rey su intervención en el «conflicto catalán», que se ha hecho nacional. La tortuosa iniciativa ha salido adelante con los votos en Cataluña de En Comú Podem, no sin llamar a la Monarquía «institución caduca y antidemocrática». Era el día más indicado por los separatistas para aguar la Fiesta Nacional y han sabido aprovecharlo, mientras Pedro Sánchez y Pablo Iglesias llegan a un acuerdo para acabar con la austeridad, que ninguno de los dos sabe cuándo empezó.

La vía unilateral para conseguir la independencia tiene ahora varías vías aunque desemboquen en la misma plaza. Por eso se ha silenciado, en todo lo posible, la gesta mayor de nuestros antepasados, que fue llevar el idioma en tres carabelas para que ahora lo hablen en medio mundo y no sean necesarios los traductores. Lo que de verdad importa es llegar a un acuerdo para acabar con la austeridad, que por cierto nunca ha sido una de nuestras virtudes. Somos muchos los españoles a los que nos da vergüenza que otros españoles se avergüencen de nuestra historia. Lo que más preocupa es que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias lleguen a un acuerdo para acabar con la austeridad que nunca han tenido. Su pacto, que no tiene apoyos claros, disparará el salario mínimo, que tiene muy buena puntería y acierta siempre con los más débiles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos