Protestas en Turquía por el ataque al líder de la oposición

Varios hombres golpean al líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kiliçdaroglu, el domingo en Ankara./Harun OZALP / afp
Varios hombres golpean al líder del Partido Republicano del Pueblo (CHP), Kemal Kiliçdaroglu, el domingo en Ankara. / Harun OZALP / afp

La Policía detiene a seis personas, entre ellas un miembro del gobernante AKP, por golpear a Kemal Kiliçdaroglu durante un funeral en Ankara

N. AURRECOECHEA

Miles de personas acudieron ayer a las protestas celebradas en todo Turquía para condenar la agresión a Kemal Kiliçdaroglu, líder del socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo (CHP), la principal formación opositora. Las concentraciones tuvieron lugar en las 81 provincias del país, aunque las más numerosas fueron la de Estambul y la de Izmir, la tercera ciudad del país.

Kiliçdaroglu asistía el domingo en la capital, Ankara, al funeral de un soldado caído en un combate contra la guerrilla kurda, el PKK, cuando fue atacado por numerosos asistentes, que le golpearon en la cabeza y consiguieron rodearlo. Sus guardaespaldas y la Policía pudieron sacarlo de entre la multitud y lo llevaron a una casa cercana, pero los agresores les siguieron y lanzaron piedras contra el edificio al grito de «fuera el PKK».

«Fue un ataque planeado, las medidas de seguridad eran inadecuadas. El jefe de la Policía vino conmigo, ¿por qué tardamos una hora y media en poder salir de la casa?», declaró Kiliçdaroglu ayer a medios turcos. El vicepresidente del CHP, Yildirim Kaya, que acompañaba al líder opositor cuando se desató el tumulto, acusó al gobernante Partido Justicia y Desarrollo (AKP) de instigar la agresión por sus constantes ataques verbales a la oposición y pidió la dimisión del ministro de Interior, Süleyman Soylu.

El incidente tuvo lugar un día después de que el AKP presentara un nuevo recurso contra los resultados de las elecciones municipales en Estambul, donde se impuso por un estrecho margen el candidato del CHP, Ekrem Imamoglu. Durante la campaña para los comicios, celebrados el 31 de marzo, el CHP había recibido respaldo del partido izquierdista HDP, tercero del Parlamento, que defiende los derechos de la minoría kurda y al que muchos nacionalistas consideran el brazo político del PKK.

El propio presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, había acusado a Kiliçdaroglu durante la campaña de haberse aliado con «los terroristas». Ayer, Erdogan condenó el ataque al opositor, «un desagradable acto de violencia» sobre el que, dijo, habrá una «investigación exhaustiva». «Nunca podemos respaldar la violencia. Estamos contra todas las formas de violencia y terrorismo. Turquía no permitirá a nadie dañar el clima de paz», añadió en un mensaje en la red social Twitter.

El partido del agredido, el CHP, acusa al entorno del presidente Erdogan de instigar la acción

Expulsado

La Policía ha detenido a seis personas en relación con este ataque, entre ellas Osman Sarigun, miembro del AKP. El portavoz del partido gobernante, Ömer Çelik, confirmó que se trataba del principal sospechoso y pidió que lo expulsaran de la formación. «Nuestra Junta Ejecutiva de Ankara ha decidido enviarlo a la Comisión Disciplinaria para expulsarlo del partido», comentó Çelik en su cuenta de Twitter, donde escribió que «no hay lugar para la violencia en la política democrática». Según el vicepresidente del CHP, «detener a seis personas no significa nada si los que están detrás de ellos no salen a la luz», denunció Yildirim Kaya.