Las pensiones, el modelo territorial y la corrupción encendieron el debate de EL CORREO

Los candidatos durante el debate celebrado en EL CORREO. / Luis Ángel Gómez

EL CORREO reúne a Roberto Uriarte (Unidas Podemos), Aitor Esteban (PNV), Patxi López (PSOE), Bea Fanjul (PP) y Oskar Matute (EH Bildu), cabezas de lista de sus partidos por Bizkaia

OCTAVIO IGEA

El debate que los candidatos por Bizkaia al Congreso de Elkarrekin Podemos, PNV, PSE, PP y EH Bildu han mantenido esta mañana en EL CORREO ha dejado dos evidencias: que todas las fuerzas apuestan de salida por blindar el Estatuto y revisar el estado de las autonomías. Otra cosa es en qué sentido. Mientras la coalición que lidera el partido morado, socialistas, nacionalistas y los independentistas reclaman un nuevo modelo territorial en el que se aplique el federalismo o la bilateralidad, los populares han defendido un País Vasco «en el que no desaparezca lo español».

Roberto Uriarte(EP), Aitor Esteban (PNV), Patxi López (PSE), Bea Fanjul (PP) y Oskar Matute (EHB) han confrontado opiniones durante algo más de una hora en la sede de este periódico a algo menos de dos semanas para el 28-A. Han dialogado sobre pensiones, empleo, fiscalidad, una posible reforma de la Constitución e incluso corrupción. La malversación ha sido uno de los temas que ha generado mayor tensión, con alusiones a la 'Gurtell' y el caso 'De Miguel'.

También ha salido a colación la quiniela sobre futuros pactos para conformar gobierno. Y nadie ha dejado entrever muchas posibilidades. Hay vías, pero no demasiadas. «No vamos a dar un cheque en blanco como ustedes», ha lanzado Uriarte al PNV. «Con el discurso de Casado no hay nada que hacer y Rivera pide a la gente que no acuerde con nosotros, así que peor», ha respondido Esteban. «Con la izquierda hablaremos, espero que no haya que repetir elecciones», ha concedido. Para el exlehendakari López las tres derechas «nos ven como enemigos», y Fanjul solo apuesta «por Casado». «Pues nosotros nos ofrecemos a desalojar a la derecha gratis», ha cerrado Matute.

A pesar de advertir sobre la «involución» que puede avecinarse con el auge de la extrema derecha, todos los candidatos han defendido, a su modo, el derecho de Vox a organizar mítines en Euskadi, citas que han generado graves disturbios el pasado fin de semana. Para Aitor Esteban las imágenes que se registraron en Bilbao y San Sebastián fueron «más propias del pasado» y ha reivindicado que el partido de Abascal «tiene derecho a hablar aunque viniera buscando lo que ocurrió». «Yo no sé ni lo que dijo», ha dicho Fanjul en alusión a Santiago Abascal, «pero es un partido más». Incluso Matute «no le niega el derecho a hablar» a Vox –también a aludido a la visita de Ciudadanos a Rentería– pese a que conviertan Euskadi «en su plató de televisión». Según Patxi López, «algunos no se han enterado aún de lo que es la democracia. Los que se hacen llamar antifascistas son simplemente fascistas», ha reprochado en alusión a los incidentes.

La inédita situación que ofrece la campaña del 28-A, con el 'procés' dirimiéndose en el Supremo y tres derechas compitiendo, ha llevado a Roberto Uriarte a dividir a sus adversarios políticos en dos bloques. «Hay unos que solo quieren hablar de lo identitario y otros que siguen como si ETA no hubiese dejado de existir». Y ciertamente, la apuesta, o no, por la plurinacionalidad del Estado ha ocupado una parte central del debate electoral. «Hay que buscar un modelo que no contente del todo nadie pero en el que quepamos todos», ha resumido el candidato de Elkarrekin Podemos.

A partir de ahí, las diferencias respecto a la organización y la supuesta involución que podría generar la recentralización por la que apuestan PP y Ciudadanos han aflorado. «Defendemos el Estatuto y el Concierto», dice Bea Fanjul, «pero queremos una Euskadi más abierta que no sea antiespañola». El PNV, por contra, reclama que el tablero de juego y las condiciones cambien. «Se debe reconocer a Euskadi y Cataluña como naciones y un nuevo modelo de bilateralidad, pero también debe existir un árbitro neutral», ha dicho en alusión al Tribunal Supremo, «porque ahora mismo no lo es», asegura Esteban. «Se debe reformular el concepto de soberanía», apuesta el candidato del PSE, «aunque la fórmula del federalismo no es el 'café para todos», ha advertido Patxi López. En esa senda, Oskar Matute ha ironizado ofreciendo a EH Bildu para la negociación política en Madrid «cuando se nos acusa de querer romper España». «Pero frente a la involución que se plantea queremos una profundización democrática que pasa por dar a la ciudadanía el derecho a decidir», ha reivindicado.

Más información