Petronor aumentó un 10% su aportación a la Hacienda vasca en 2018 hasta los 831 millones

Petronor aumentó un 10% su aportación a la Hacienda vasca en 2018 hasta los 831 millones

La volatilidad en el precio del crudo llevó a la empresa a obtener un beneficio similar al del ejercicio anterior, 176 millones

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El pasado lunes, en la entrega de los premios empresariales 'Euskadi Avanza' organizados por EL CORREO y el Banco Sabadell, el presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra, recordaba la frase de un exconsejero delegado de la compañía en torno a la capacidad de la empresa para generar riqueza en el territorio en el que está enclavada. «Petronor -decía López Atxurra- huele a pan». A la vista de lo sucedido el pasado año, probablemente hornearon también magdalenas. La aportación de la compañía a las arcas públicas vascas, por la vía del pago de impuestos, se elevó hasta los 831 millones de euros, lo que supuso un incremento del 10,36% en comparación con el ejercicio anterior. En la vertiente del resultado económico, Petronor tuvo un buen comportamiento en su utilización de la capacidad industrial de refino, pero la volatilidad del crudo anuló cualquier posibilidad de mejorar las cifras de 2017. La empresa obtuvo un beneficio neto de 176 millones de euros, dos millones menos que en el ejercicio precedente.

En realidad, la aportación de la compañía a las arcas públicas es aún mayor -estimada el pasado año en 1.397 millones de euros-, ya que a los 831 que desembolsó de forma directa hay que añadir los tributos generados de forma inducida por sus entregas a CLH, la empresa encargada de la distribución mayorista de hidrocarburos. Los impuestos corresponden a la retención del IRPF de sus trabajadores, al Impuesto de Sociedades, IVA e impuestos especiales de hidrocarburos.

El presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra.
El presidente de Petronor, Emiliano López Atxurra. / pedro urresti

La volatilidad de los precios del crudo provocó pérdidas extraordinarias de 50 millones

Aunque el recaudador es el Ejecutivo foral vizcaíno -supone aproximadamente el 11% de la totalidad de ingresos por impuestos de la Hacienda de Bizkaia-, lo cierto es que la mayor parte -IVA y especiales-, están sometidos a un reparto posterior del que también se benefician las diputaciones de Gipuzkoa y de Álava.

Aumento de facturación

La compañía procesó el pasado año 72 millones de barriles de petróleo, cifra que se situó en un nivel muy elevado de su capacidad total de refino. Este hecho, junto a la evolución de los precios del petróleo a lo largo del año, permitió obtener una facturación importante, que alcanzó los 6.728 millones de euros. Una cifra que supuso un aumento del 25% en comparación con la que se contabilizó en el ejercicio anterior. El aumento de la facturación -que tiene a su vez una repercusión inmediata en el IVA asociado a los hidrocarburos-, es la causa directa del incremento en la aportación de impuestos a las arcas públicas.

Las inversiones previstas para este año alcanzarán una cifra total de 136 millones de euros

El precio del petróleo y su extraordinaria volatilidad el pasado ejercicio -una montaña rusa, con aumentos destacados en la primera mitad del año para protagonizar un auténtico hundimiento en la recta final-, trajo de cabeza a los responsables de la compañía y condicionó de forma decisiva el resultado final. Al terminar 2018 la empresa arrojó un beneficio de 176 millones de euros, prácticamente el mismo -tan sólo dos millones menos- que en 2017. Una cifra que se puede considerar buena si se tiene en cuenta que el denominado 'efecto patrimonial' fue muy negativo.

La locura del precio

Las refinerías son extraordinariamente sensibles a la evolución del precio del crudo. De un lado están los márgenes -la diferencia entre el precio de adquisición de un barril y el valor de la venta de los productos que se obtienen con su refino-, pero en muchas ocasiones tiene un papel determinante el valor de las existencias. Como las empresas petrolíferas adquieren el crudo con varios meses de antelación al momento en que lo van a procesar, la evolución del precio en ese periodo es decisiva. Si la cotización crece, obtienen un beneficio extraordinario. Si cae, lo que cosechan son pérdidas.

En cifras

11%
de la recaudación total de la Hacienda de Bizkaia es lo que supone la aportación directa de la compañía
6.728
millones de euros fue la cifra de facturación el pasado año, lo que supuso un aumento del 25%
176
millones de euros fue el beneficio neto del pasado ejercico, prácticamente idéntico al de 2017

Y es esto último lo que le sucedió a Petronor el pasado año, al tener que contabilizar una cifra aproximada a los 50 millones de euros de pérdidas por ese 'efecto patrimonial'. El viraje negativo se produjo en el último trimestre del año, porque hasta finales de septiembre la empresa había conseguido un beneficio de 70 millones por ese mismo concepto, para anotar 120 millones de pérdidas entre octubre y diciembre.

Por otra parte, la compañía invertirá este año un total de 136 millones de euros en la refinería, de los cuales 62 millones están ligados a la parada técnica de una parte de las instalaciones, que experimentarán un proceso de reparación y también de modernización. Este proceso de parada, se intuye, va a condicionar también los resultados económicos de este año, que se prevén modestos.

Repsol realiza el mayor hallazgo de gas en Indonesia de los últimos 18 años

Repsol anunció ayer el hallazgo del mayor descubrimiento de gas en Indonesia de los últimos 18 años y uno de los diez mayores descubrimientos de hidrocarburos del mundo en los últimos doce meses. El yacimiento, ubicado al sur de la isla de Sumatra, cuenta con una estimación preliminar de al menos 2 billones de pies cúbicos de gas de recursos recuperables, una cantidad equivalente a dos años de consumo de gas en España.