La venta de automóviles crece un 50% en el mejor agosto de las últimas dos décadas

Una fábrica de automóviles/AP
Una fábrica de automóviles / AP

Se matricularon un total de 107.692 unidades gracias a los agresivos descuentos para sacar el 'stock' por la nueva norma de emisiones

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Los concesionarios este año sí han hecho el agosto, aunque paradójicamente para este sector el octavo mes del año suele ser de mucha menos actividad. Pero en esta ocasión ha sido una excepción gracias a la entrada en vigor de la normativa que prohíbe vender vehículos a partir del 1 de septiembre que no estén acogidos al nuevo sistema de emisiones homologado WLTP que exige la Unión Europea. Esto ha motivado que los concesionarios se hayan visto obligados a ofrecer unos descuentos muy importantes -­que en algunos casos llegan al 40%-­ para dar salida al 'stock' que tenían.

Así, incluso se han superado las previsiones de venta más optimistas y agosto cerró con un total de 107.692 matriculaciones de turismos y todoterrenos, lo que supone un incremento del 48,7% respecto al mismo periodo del año pasado, según los datos publicados este lunes por las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam). Se trata de la mayor subida en los últimos veinte años, puesto que para ver un alza igual en un mes de agosto habría que retrotraerse a 2006, resaltan desde Anfac. Con este repunte, el sector acumula ya 29 meses de avances consecutivos.

Todos los canales registraron incrementos de doble dígito, si bien fueron los coches de empresas los que se dispararon un 85,7% en agosto. Algo menor fue el alza de las alquiladoras, que aprovecharon a adquirir 6.505 turismos, lo que supone un 81,5% más. Aún así, las mayores ventas se registraron a particulares, canal que creció un 27% comparado con agosto del año pasado al matricularse 57.457 unidades.

Donde no ha habido cambios ni sorpresas es en que ahora los consumidores prefieren los vehículos de gasolina frente al diésel, tras la amenaza del Gobierno de subir el impuesto a este combustible y la decisión de algunos ayuntamientos de vetar su uso en el centro de algunas ciudades. Así, más de la mitad de las unidades adquiridas (un 56,2%) fueron con motor de gasolina, mientras que el 36,9% de los coches vendidos fueron diésel. Por su parte, los híbridos y eléctricos coparon el 5,9% restante de las entregas.

La marca líder en ventas de agosto fue Renault, con más de 9.516 unidades matriculadas. Sin embargo, en lo que va de año SEAT y Volkswagen se sitúan por delante del fabricante francés. Por su parte, el modelo más vendido en el octavo mes del año fue el Kia Carens, seguido del Nissan Qashqai y el Renault Megane.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos