Zeanuri pone el broche de oro a su actuación en el Interpueblos de mano

Urigoitia y Erkiaga I, de azul, consiguieron el punto definitivo en juveniles para Zeanuri./josé mari lópez
Urigoitia y Erkiaga I, de azul, consiguieron el punto definitivo en juveniles para Zeanuri. / josé mari lópez

Se adjudica el de Euskal Herria en su primera presencia tras superar a Doneztebe en cadetes y juveniles en Zumarraga

JUAN PABLO MARTÍN

A la primera. Zeanuri conquistó ayer el Torneo Interpueblos de Euskal Herria de mano en su primera participación. Nueve años después una localidad vizcaína se corona en una de las competiciones con más prestigio del campo aficionado y rompe la hegemonía que habían mostrado los navarros a lo largo de las últimas dos décadas. Han tenido que esperar para que el trabajo de cantera muestre sus frutos, pero los del Valle de Arratia han conseguido que un par de buenas generaciones coincidan, y en el frontón Beloki de Zumarraga recogieron sus frutos frente a Doneztebe.

Como pronosticaron, vencieron en cadetes y tuvieron menos problemas de los previstos para superar a sus rivales en juveniles, por lo que los dirigidos por Iñigo Atutxa aseguraron la txapela a las primeras de cambio y dejaron sin emoción el choque de senior, que eran lo que querían. Erkiaga II y Emaldi cerraron su brillante actuación en el Interpueblos con un triunfo contundente (5-22) frente a Mikelarena y Garaño. No han pedido ni un solo encuentro, tampoco en el de Bizkaia. El resultado cosechado lo dice todo. Se compenetran a la perfección y cada pelotari saca mucho partido a sus virtudes. Abrieron brecha desde los primeros compases, dejaron de lado los nervios y firmaron un choque muy serio.

Más sólidos

Más complicadas se presentaban las cosas a priori en el choque de juveniles para los zeanuritarras. Urigoitia y Erkiaga II eran una incógnita porque el zaguero acababa de salir de una lesión y había que ver cómo respondía. Se enfrentaban a Loiarte y Agirre, una combinación fuerte en la que el guardaespaldas estaba llamado a mandar atrás. Sin embargo, no pudo hacerlo. Zeanuri fue mucho más sólida. En los cuadros largos aguantaron a la perfección y delante Urigoitia hizo mucho daño, sobre todo con el saque. Comenzaron por delante los vizcaínos, pero sus rivales empataron a dos. Sin embargo, el contundente parcial de 2-11 cosechado por los que vistieron de azul les permitió encarrilar el choque. Un pequeño bache de Urigoitia y Erkiaga II hizo albergar alguna esperanza a los navarros (8-15), pero para entonces ya caminaban por el alambre, tenían que arriesgar, y las cosas no les salieron. Los zeanuritarras mantuvieron la calma y todo fue rodado (11-22). La txapela era suya.

En el encuentro de senior Mendia y Beldarrain querían romper los pronósticos contra Barandiaran y Gorriti. No pudieron. Cayeron (22-16) pero presentaron batalla. El delantero de Zeanuri trató de enredar en los cuadros alegres ante el mayor poderío de sus oponentes atrás y llegaron a estar 17-16, pero Doneztebe hizo valer su mayor pegada. Pero el título viajó a Zeanuri, donde continuó la fiesta.