Examen final para la cantera vizcaína en el mano a mano

Beitia, Emaldi, Etxeita y Cortazar jugarán las finales./J. P. M
Beitia, Emaldi, Etxeita y Cortazar jugarán las finales. / J. P. M

Iurreta acoge los duelos cumbre del torneo Cafés Baqué de cadetes y juveniles

JUAN PABLO MARTÍN

Después de tres meses de competición, llega la hora del examen final para la cantera vizcaína en el mano a mano. El frontón de Iurreta asistirá el jueves (19.00 horas) a los choques cumbre de la 33 edición del torneo Cafés Baqué que determinará al pelotari más completo de categoría cadete y juvenil. Es la única competición de estas características que se celebra en el territorio en estas edades de formación, en la que han participado 120 pelotaris.

En cadetes lucharán por el título Emaldi contra Beitia, ambos del club de Zeanuri que cuenta con una buena camada. En juveniles, otro zeanuritarra, Etxeita, medirá sus fuerzas contra Cortazar, de Ortuella. «Las previas del campeonato comenzaron en el mes de junio y ha sido en septiembre cuando se ha disputado la fase final con 16 pelotaris divididos en grupos de cuatro con cabezas de serie en el que el material ha sido más exigente», explicó Xabi Santamaría, director técnico de la Federación Vizcaína de Pelota, organizadora de la cita.

Entre los más jóvenes, Emaldi parte como favorito porque además del poder con el que cuenta ha demostrado ser un pelotari que dispone de un buen abanico de recursos. «Será un encuentro complicado porque tengo un rival que está creciendo en su juego y dispone de buenas piernas. Necesito estar acertado en el remate», destacó. Beitia es un pelotari trabajador que tratará de contrarrestar la fuerza de su oponente. «No esperaba llegar a la final este año y la presión será para mi rival. Está complicado, pero lo intentaremos», manifestó.

Esfuerzo y dedicación

En juveniles, el pronóstico no está tan claro. Etxeita es un delantero agresivo cuyo juego es el que más se acerca al que en la actualidad se destila en esta modalidad. Imprime velocidad a la pelota y casi siempre opta por el aire. «Es mi cuarta participación en este torneo y nunca había alcanzado la final. El trabajo ha dado sus frutos», apuntó. Cortazar ha sido el único en romper la hegemonía de los zeanuritarras y ha sorprendido por el poder que tiene y su técnica con la zurda. «También es mi primer partido cumbre de este torneo. Tengo un rival que defiende mucho, por lo que habrá que soltarle a la pelota para tenerle lo más alejado posible del frontis», manifestó.

La presión con un frontón lleno como el que se espera el jueves será otro de los aspectos a gestionar para pelotaris de estas edades. El que mejor lo consiga tendrá mucho ganado. «Creemos que los cuatro se pueden desenvolver bien en este aspecto», destacó el presidente de la Vizcaína, Karmelo Ariznabarreta. Iñigo Gutiérrez, representante de Cafés Baqué, por su parte, destacó el compromiso que siempre ha mantenido la empresa con el deporte como un «valor fundamental en el desarrollo de las personas. Un torneo así transmite esfuerzo y dedicación en unas edades en las que los pelotaris están en plena formación», apuntó.