Erik Jaka reclama el protagonismo y amarga la tarde a Altuna III en Mungia

Erik Jaka. /s. tercero
Erik Jaka. / s. tercero

Bien acompañado por Ladis Galarza, supera (22-18) al de Amezketa y a Tolosa en un duelo igualado que controlaron desde el principio

J. P. M.

Todavía tenía alguna molestia del fuerte golpe que sufrió en la espalda el viernes por la noche en el frontón de Sopela, pero Erik Jaka estaba para jugar. El delantero de Lizartza reclamó ayer el protagonismo en Mungia y amargó la tarde a Altuna III. Bien acompañado por Ladis Galarza, el que vistió de colorado supo rentabilizar el dominio que ejerció su zaguero sobre Tolosa para llevarse el partido (22-18).

Lleva tiempo en un buen estado de forma, y enfrentamientos contra los pesos pesados de su empresa le motivan. Ayer se fue a casa con 16 tantos en el bolsillo, uno de saque. Cometió siete errores, pero la mayoría de ellos fueron en ataque y buscando terminar el tanto. Se alió muchas veces con el 'txoko' y encontró los huecos necesarios para hacer daño a sus rivales. Tuvo un buen aliado porque el guardaespaldas navarro se siente bastante cómodo en una cancha grande como la de la localidad vizcaína. El de Baraibar estuvo sólido en su labor tanto a la hora de poner la pelota lejos del frontis para desactivar a Altuna III como de cubrir huecos. Hizo un tanto y cometió tres errores.

El delantero de Amezketa no tuvo su mejor tarde. Venía de un importante esfuerzo la noche anterior que le permitió hacerse con el billete para la final del Cuatro y Medio navarro y, aunque lo intentó, le faltó el acierto que muestra en otras ocasiones en los momentos clave. Hizo ocho tantos y falló tres. Tolosa cumplió. Tan sólo cometió un par de errores, pero no pudo quitar la pelota que le gustaría.

El choque empezó igualado, pero tras el empate a tres Jaka entró en ebullición y consiguió abrir un hueco de cinco tantos en el luminoso, ventaja que lograron mantener durante muchos minutos (13-8 y 18-13). Altuna III y su compañero, sin embargo, se agarraron al choque en el momento justo tras un paso al frente del amezketarra y llegaron a colocarse a tres tantos (18-15), pero no pudieron completar la remontada.

Víctor y Aretxabaleta

En el frontón de Ibarrangelu, Víctor y Aretxabaleta vencieron (20-22) a Olaizola II y Aranguren en un duelo por tacadas en el que el riojano y el de Markina reaccionaron a tiempo. Arrancaron bien, pero el de Goizueta y su compañero enderezaron el rumbo en la segunda mitad del choque (18-13). Sin embargo los azules insistieron y se llevaron un buen partido.