La cantera de Zeanuri brilla en el mano a mano vizcaíno

Emaldi impuso su mayor poderío frente a Beitia en la final de categoría cadete del torneo Cafés Baqué. /Ignacio Pérez
Emaldi impuso su mayor poderío frente a Beitia en la final de categoría cadete del torneo Cafés Baqué. / Ignacio Pérez

Emaldi impone su poder en cadetes y Etxeita su mayor técnica en juveniles para ganar el torneo Cafés Baqué en el frontón de Iurreta

JUAN PABLO MARTÍN

Cuentan con una buena camada de pelotaris y ayer lo demostraron. Tres de los cuatro finalistas del torneo de promoción Cafés Baqué eran de Zeanuri, y tanto el título de cadetes como el de juveniles se fueron para la localidad vizcaína. Emaldi impuso su mayor poder en la menor de las categorías frente a Beitia (18-3), mientras que Etxeita demostró que cuenta con mayor número de recursos que Cortazar, de Ortuella, en mayores (15-22).

En un frontón lleno, la primera de las contiendas se fue en un abrir y cerrar de ojos. La diferencia de pegada resultó demasiado evidente y en edades tempranas la gestión de la tensión en los duelos individuales siempre favorece al que va por delante. Beitia sabía que debía enredar a su rival si quería tener alguna opción de victoria, pero tan sólo consiguió encadenar los dos primeros tantos del partido. Cuando Emaldi logró el saque tras un error de volea de su oponente todo estuvo de su lado. Con una jugada inicial profunda consiguió abrir mucha distancia e hizo mucho daño a su rival. Le endosó nueve tantos. Y cuando Beitia consiguió restar en condiciones, Emaldi le esperó para acabar el tanto lo antes posible con un alto índice de aciertos. En el ecuador de la contienda la ventaja fue de nueve tantos (11-2), que se amplió de forma progresiva. El que vistió de azul intentó buscar el aire para restar y tratar de sorprender, pero las cosas tampoco le salieron. Sólido en su papel y sabedor de que su pegada era muy efectiva, Emaldi siguió insistiendo y logró un triunfo cómodo.

Más igualado

Bastante más igualado fue el duelo de juveniles que Etxeita sacó adelante. El delantero de Zeanuri demostró que cuenta con más recursos que su rival, que se lo jugó todo a su interesante zurda con la que consigue abrir huecos atrás. Pero el que vistió de azul exhibió una buena defensa de aire y no dudó a la hora de finalizar el tanto en cuanto tuvo oportunidad.

Logró abrir un hueco interesante desde los primeros compases de la contienda que le permitió pasar la presión a su rival (4-10), aunque Cortazar supo rehacerse y ajustar el marcador antes del ecuador merced a la velocidad que imprimió a la pelota (7-11). Sin embargo, pagó caro un error de aire con la zurda porque Etxeita le endosó ocho tantos consecutivos que le hicieron daño. El de Ortuella se la jugó al todo o nada y le devolvió el parcial (15-19), pero para entonces las fuerzas comenzaron a flaquear y el Zeanuri estuvo más vivo en las postrimerías.

 

Fotos

Vídeos