GP de San Marino

Márquez se redime en Misano

Márquez se redime en Misano

El piloto de Repsol Honda podría ser campeón en Tailandia

BORJA GONZÁLEZMadrid

De una tacada, Marc Márquez consiguió en Misano volver a ganar, aumentar su ventaja en la general hasta el punto de tener ya un colchón (93 puntos) que le permite depender de sí mismo para ser campeón dentro de dos grandes premios (en Tailandia), batir a un rival en la última vuelta, esto después de perder los mano a mano contra Andrea Dovizioso en Austria y Alex Rins en Inglaterra, y subir a lo más alto del cajón en Misano, en casa de Valentino Rossi, con el que habían saltado chispas durante el entrenamiento oficial del sábado. La carrera cumplió con su guión. Se esperaba a las mejores Yamaha del año, y las cuatro M1 finalizaron entre los cinco primeros. Se esperaba que la cosa estuviese entre el propio Márquez, Fabio Quartararo y Maverick Viñales, y así fue, aunque este último no pudo mantener el empuje inicial y terminó viendo el duelo de sus dos rivales desde detrás, con el agravante de que uno de ellos fuese el joven francés, debutante este año en MotoGP y que terminó por delante con la misma moto aunque él fuera de la estructura oficial de la casa japonesa.

«El que preocupa más de cara al futuro es Quartararo, es el piloto de Yamaha que está más en forma, aunque no lo acabe de confirmar con los resultados, pero es el que está pilotando mejor una Yamaha y es el que está yendo más rápido. Luego le falta experiencia en los domingos pero de cara a un futuro es al que veo, hoy por hoy, mejor», vaticinaba Márquez el jueves, una premonición que se confirmó. El francés salió bien, se pegó a Viñales, le superó, y se puso a tirar sin importarle tener todo el rato a rueda a un rival de la talla del líder de la clase reina. Apuró sus opciones hasta la última vuelta y sólo una maniobra defensiva del español le arrebató esa ansiada primera victoria. En cualquier caso, transmitió unas señales excelentes, lo que le empieza a colocar en los puestos de honor pensando en un futuro cercano. «Hoy ha sido un día espectacular, el mejor de mi vida, porque hemos podido pelear con un piloto que ha sido siete veces campeón del mundo», reconoció un emocionado Quartararo, abrumado también por las palabras de su rival en carrera. «He visto que está preparado para ganar carreras y para liderar una carrera, como se ha visto hoy, con un tío que te está apretando a medio segundo todo el rato y sin cometer un error, y eso significa que tiene talento y tiene velocidad, y hoy ha demostrado que también está listo para ganar, así que de aquí a final de año, intentaré que no, puede ganar alguna carrera y el año que viene será uno de los rivales muy a tener en cuenta para el campeonato». «Me siento orgulloso de escuchar palabras así de un siete veces campeón del mundo, casi ocho. Estamos mejorando cada vez que nos subimos a la moto, aprendiendo más, trabajando de una manera súper buena con el equipo. Cada vez nos entendemos más. Estamos casi listos para estar delante». Un rendimiento que pone en apuros a los oficiales de la marca, y que marcará, y mucho, el futuro de Yamaha cuando se empiece a definir el siguiente ciclo de contratos, el que empezará en 2021.

«Después de perder dos carreras en la última curva, que ya reconocí que no es la mejor manera, hoy lo he vuelto a probar y esta vez sí que ha salido bien. Y ayer me dieron un empujón, un extra de motivación, y la mejor manera de hablar, de replicar, es en pista», reconoció Márquez en referencia al incidente con Rossi del sábado. El catalán sumó su séptimo triunfo de la temporada, que le consolida como líder, también por ser el único capaz de mantener la regularidad. Esta vez el segundo de la general, Dovizioso, sólo pudo ser sexto, en una carrera de menos a más y tras un fin de semana muy pobre por parte de Ducati, en un escenario en el que se había hecho con la victoria en 2018. Y el tercero, Rins, se quedó encajonado tras Pol Espargaró, la sorpresa de la parrilla, y terminó por los suelos, lo que ejemplifica la falta de constancia de los que tendrían que ser los rivales de Márquez. Algo que deja aún más en franquía las opciones de que liquide el campeonato con una antelación sonrojante para unos rivales que tendrán que empezar a buscar desde ya la manera de frenar al piloto de Cervera de cara al próximo curso. Porque este está liquidado.