«Los chavales se asustaron al ver a los de antidopaje», dice la organización del certamen que se suspendió en Santurtzi

En la imagen, una de las pruebas del Campeonato Nacional de Culturismo./Yvonnne Fernández
En la imagen, una de las pruebas del Campeonato Nacional de Culturismo. / Yvonnne Fernández

Su presidente señala que de los «veintitantos» competidores inscritos en la II Copa Euskadi de Fitness y Culturismo, que se celebrada en Santurtzi el domingo «quedaron seis o siete», lo que obligó a suspenderla

EFE

Antonio León, presidente de la Asociación Vasca de Fisicoculturismo (IFBB-Euskadi), cree que «con un reconocimiento deportivo se controlarían» situaciones como el abandono masivo en la II Copa Euskadi de Fitness y Culturismo el pasado el domingo, en Santurtzi, tras conocerse que se iban a realizar pruebas antidopaje.

«Luchamos por un reconocimiento deportivo para evitar que sucedan estas cosas y que la gente no utilice sustancias prohibidas. Con ese reconocimiento podríamos dar información sobre el dopaje. Es la única manera de poder controlar a los atletas», apuntó León en los micrófonos de la Cadena COPE.

La Agencia Vasca Antidopaje (AVA) informó este lunes de que trabajadores de esta entidad dependiente de la Dirección de Actividad Física y Deporte del Gobierno Vasco se presentaron en el lugar de la competición «sin previo aviso como es lo habitual y deseable» para llevar a cabo una serie de controles de dopaje.

Información relacionada

«Tras comenzar el evento, puesto que el pesaje ya se había llevado a cabo momentos antes de personarse los agentes de control de dopaje designados por la AVA, la mayor parte de los y las participantes abandonaron el lugar del evento, una situación que obligó a la organización a suspender la prueba», señaló la institución.

«Con un reconocimiento deportivo esto se controlaría»

León explicó que, en su opinión, lo que ocurrió es que «los chavales cuando vieron a una persona con una tarjeta colgada del cuello que decía 'agencia antidopaje' se asustaron y cuando fueron a buscarles para subir a la competición habían desaparecido». El dirigente añadió que de los «veintitantos» competidores inscritos en la prueba «quedaron seis o siete» y, por lo tanto, se vieron obligados a cancelar esta II Copa Euskadi.

«Con un reconocimiento deportivo esto se controlaría. Si lo hubiera en todas las federaciones todos los atletas federados estarían controlados y no habría estos movimientos de sustancias prohibidas en el mercado», recalcó León. La AVA suscribió el pasado mes de mayo «un acuerdo de colaboración con IFBB-Euskadi» para «realizar controles de dopaje en aquellas competiciones organizadas por dicha asociación en la Comunidad Autónoma de Euskadi».

Fruto de este acuerdo, en una competición celebrada en Santurtzi el 16 de junio, se realizaron controles tomando «muestras a doce participantes» de los cuales «cinco arrojaron informes analíticos positivos por una o varias sustancias de distintos tipos, como anabolizantes, estimulantes, diuréticos y drogas sociales».

Erkoreka: «Es un espaldarazo para la Agencia Vasca Antidopaje»

El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha puesto en valor el trabajo de la Agencia Vasca Antidopaje, ya que cree que lo ocurrido en Santurtzi pone de manifiesto que «no es un organismo inservible o inútil», sino que «está desempeñando y puede desempeñar un papel importantísimo de cara a la limpieza de las competiciones deportivas».

«Es un espaldarazo hacia esta organización -dependiente de la Dirección de Actividad Física y Deporte del Gobierno vasco- y una revalidación por si alguien la ponía en cuestión», ha insistido .

Según ha explicado, «la Agencia tiene conocimiento de que, no en Euskadi necesariamente, pero sí proliferan sustancias que están contribuyendo a alterar los resultados de las competiciones a través de mecanismos que no son legales, y por tanto, desempeña las funciones que tiene legalmente encomendadas con rigor, seriedad, diligencia y así piensa seguir haciéndolo en los próximos tiempos».

«Si a partir de ahí va a haber otras medidas o se diseñarán otras estrategias, ya irán teniendo conocimiento pero por lo pronto, no es poco que un organismo creado por el Gobierno vasco para luchar contra el dopaje, que toda la sociedad considera de forma unánime que es algo negativo en la práctica deportiva, está poniendo en valor la existencia de este organismo y su función social», ha subrayado.

Preguntado sobre si se está investigando sobre los canales de distribución de este tipo de sustancias, Erkoreka ha explicado que toda la información de la que se dispone que puedan aportar a un hecho delictivo se «comparte y pone en conocimiento» de la Ertzaintza para que desarrolle la investigación correspondiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos