La organización del Bilbao Triathlon cancela la prueba al carecer de «garantías y calidad»

Decenas de atletas en la ría durante la prueba del año pasado. /MANU CECILIO
Decenas de atletas en la ría durante la prueba del año pasado. / MANU CECILIO

Innevento, la empresa que prepara la competición, anuncia la suspensión dos meses antes y asegura que devolverá el dinero de las inscripciones

Hizkuntze Zarandona
HIZKUNTZE ZARANDONA

La empresa Innevento, organizadora del Triathlon de Bilbao, ha anunciado este viernes por sorpresa que este año no celebrará la competición, una de las más importantes del norte de España. La firma ha ofrecido una explicación críptica sobre las causas de esta decisión. Según un comunicado, han optado por la cancelación de la octava edición ante «las dificultades sufridas por las incertidumbres soportadas en este 2018 para afrontar con garantías y calidad suficiente la prueba este año».

Los organizadores han anunciado que devolverán el dinero de las inscripciones a los atletas que ya se habían apuntado al evento. En su nota han pedido disculpas y se han comprometido a continuar con el evento. «No es una suspensión, es un aplazamiento, centramos nuestros esfuerzos en realizar un replanteamiento, un redimensionamiento que lo haga posible», han señalado.

La cancelación se produce en un momento en el que la élite del triatlón vasco ya había confirmado su participación en la prueba el próximo 26 de mayo. Tenían previsto acudir, entre otros, Mikel Elgezabal, ganador de las dos primeras ediciones; Mireia Arrillaga, campeona de Euskadi de media distancia; Pello Osoro, campeón de España de triatlón de invierno; Kristian Quintans, tercero en el Olímpico en 2016 ; y Egoitz Zalakain, un habitual entre los diez primeros puestos.

Más información

1.200 participantes

El Triatlón de Bilbao era una cita consolidada en el calendario deportivo de la ciudad. El año pasado contó con la participación de 1.200 triatletas de una quincena de países en sus dos modalidades: la Half, de 1,8 kilómetros de natación, 90 de bicicleta y otros 21 de carrera; y la Distancia Olímpica, con las mismas pruebas y unos recorridos de 1,5, 45 y 10 kilómetros.

La prueba, sin embargo, estuvo marcada por la enfermedad de varios participantes, que contrajeron la leptospirosis el año pasado por nadar en las aguas de la ría. Este hecho generó un fuerte debate sobre la salubridad de las aguas del Nervión, en el que el Departamento de Sanidad del Gobierno vasco y el Ayuntamiento de la capital vizcaína señalaron que no se podía garantizar el baño seguro. La organización del evento, sin embargo, hizo público el pasado 24 de febrero un informe en el que se afirmaba que no se había detectado leptopirosis en el agua. . La cancelación de esta prueba, por otra parte, supone un varapalo para el turismo en Bilbao ya que se trata de un evento que atraía a miles de personas, tanto participantes como a sus familiares o seguidores de este deporte.