Los análisis confirman que la ría «da negativo en leptospirosis»

Participantes en la prueba de natación de la anterior edición. /EL CORREO
Participantes en la prueba de natación de la anterior edición. / EL CORREO

La organización del Triatlón de Bilbao encarga las pruebas para evitar contagios como los de la pasada edición

OLATZ HERNÁNDEZ

A menos de tres meses para la octava edición del Triatlón de Bilbao, «la ría está limpia de leptospirosis». Así lo demostraron los los análisis realizados el pasado 31 de enero por un laboratorio privado a petición de los organizadores de la prueba. Este resultado se suma a las numerosas pruebas llevadas a cabo en la ría desde que cinco participantes de este evento se contagiaran de la bacteria en 2017, después de estar en contacto con el agua. «Los resultados son comparables con algunos obtenidos en las aguas de baño de playas del litoral vizcaíno», resume Nieves Zabala, microbióloga de BioTalde, la empresa encargada de los análisis.

La élite del triatlón vasco ya ha confirmado su participación en la prueba el próximo 26 de mayo. Acudirán, entre otros, Mikel Elgezabal, ganador de las dos primeras ediciones; Mireia Arrizallaga, campeona de Euskadi de media distancia; Peio Osoro, campeón de España de triatlón de invierno; Kristian Quintans, tercero en el Olímpico en 2016 ; y Egoitz Zalakain, un habitual entre los diez primeros puestos.

Inscripciones

El Triatlón de Bilbao es ya una cita consolidada en el calendario deportivo de la ciudad. El año pasado contó con la participación de 1.200 triatletas de una quincena de países en sus dos modalidades: la Half, de 1,8 kilómetros de natación, 90 de bicicleta y otros 21 de carrera; y la Distancia Olímpica, con las mismas pruebas y unos recorridos de 1,5, 45 y 10 kilómetros.

La organización confirma que las inscripciones populares de esta edición continúan «a buen ritmo, pese a las dificultades a las que nos hemos enfrentado». También recuerdan que solo podrán tomar parte en la prueba los atletas que estén federados en triatlón, como estipula la normativa de la Federación vasca.

Los datos también son buenas noticias para el resto de actividades que se celebran anualmente en la ría, 160 en 2016, según el Ayuntamiento. Entre ellos destacan las finales de saltos de Red Bull, los paseos en piragua, las travesías a nado y la quema de la Marijaia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos