¿Es el fin del duatlón en Euskadi?

El duatlón de Gernika es una de las pruebas más importantes del calendario que este año no se va a celebrar. Siempre ha traído a deportistas españoles de élite: en la imagen, Diego Paredes, Gustavo Rodríguez y José Almagro./Maika Salguero
El duatlón de Gernika es una de las pruebas más importantes del calendario que este año no se va a celebrar. Siempre ha traído a deportistas españoles de élite: en la imagen, Diego Paredes, Gustavo Rodríguez y José Almagro. / Maika Salguero

Esta temporada se han suspendido ocho duatlones y tres triatlones del circuito vasco por diversos motivos. Los deportistas muestran su preocupación: «se están cargando nuestro deporte»

Hizkuntze Zarandona
HIZKUNTZE ZARANDONA

«¿Se está muriendo el duatlón en Euskadi?». Es la pregunta que cientos de deportistas y aficionados se hacen después de ver el derrotero que está tomando el circuito vasco. Años atrás, había que puntuar en al menos seis de catorce pruebas para optar a la txapela. Seis son solo las carreras que se celebran este año. Pero aún hay más. El triatlón parece que sigue el mismo camino. Santurtzi, Bermeo y Gorliz ya se han suspendido. ¿Qué está pasando? Hasta ahora, las pruebas celebradas en Euskadi han sido un ejemplo para el resto de comunidades: exquisita organización, buen plantel de jueces, ambiente inmejorable y el speaker, un extraordinario Jon Alegría, han conseguido que las carreras vascas siempre brillen con una luz especial.

Muchos deportistas, cansados de esta sangría incesante, quieren alzar la voz. Son más de 2.000 federados y se les está poniendo demasiado cuesta arriba poder disfrutar de su hobby. La primera batalla la protagonizarán este domingo. Antes del pistoletazo de salida del duatlón de Durango leerán un manifiesto. «Se están cargando nuestro deporte. Solo pedimos que nos dejen competir y seguir divirtiéndonos», apuntan. Pero, ¿qué motivos están propiciando este escenario? Hablamos con los protagonistas:

1
Organizadores:

IA Sport-Event

El triatón de Gorliz, una de las pruebas más bonitas del calendario, no se va a celebrar.
El triatón de Gorliz, una de las pruebas más bonitas del calendario, no se va a celebrar. / Pedro Urresti

Jorge Morais y Abel Marcos llevan 5 años organizando pruebas desde IA Sport-Event y otros tantos desde el club Urdaitri. A pesar de su experiencia, esta temporada solo han sacado adelante el duatlón de Mungia. Otras cuatro carreras no han visto la luz: el duatlón de Gernika y los triatlones de Santurtzi, Bermeo y Gorliz. El motivo es una 'pelea' con nombre y apellido: «Mientras Javier Berasategi sea el delegado técnico no vamos a organizar nada». La Federación, por su parte, rechaza de forma contundente este órdago: «Es inaceptable. No vamos a admitir ningún chantaje».

Pero, ¿cuál es el problema?: «Berasategui es más exigente con nosotros que con el resto. Se cree que esto es la ITU y no llegamos a ese nivel. Ha sido un pionero en el mundo del triatlón, pero hoy en día a nosotros solo nos complica la vida», protestan desde la empresa de Urdaibai. Los coeficientes son uno de los principales motivos de sus quejas. Para optar a la txapela de campeón de Euskadi, los deportistas deben fijarse en esa puntuación -A es el de mayor rango-. ¿Y quién pone esa valoración? Berasategui. «Siempre nos pone B o C, con lo que tenemos menos inscripciones. Vale que no vivimos de esto. Pero todo lo que ganamos, lo invertimos en las pruebas. Y si no tenemos recursos, ¿cómo vamos a organizar buenas carreras?».

El trialtón de Oñati ha conseguido congregar más de 400 participantes en varias ediciones.
El trialtón de Oñati ha conseguido congregar más de 400 participantes en varias ediciones. / Aloña Mendi K.E. Triatloi Taldea

Aloña Mendi K.E. Triatloi Taldea

El duatlón de Oñati es otra de las pruebas que se ha caído del calendario. Tras 26 años seguidos organizándolo, el club Aloña Mendi se vio obligado a anular la carrera. ¿El problema? Para ellos, Tráfico es su principal escollo. «Necesitamos tener la fecha confirmada y con los permisos necesarios con dos meses de antelación». Este año, recibieron el visto bueno a falta de 3 semanas, justo unas horas después de anunciar que no se celebraba. «Los últimos años estamos teniendo muchas dificultades para llevar a cabo la carrera. Cambios de fechas a última hora, problemas con el circuito...», apuntan. Apuestan porque todas las partes implicadas -federaciones, tráfico y organizadores- hagan «una reflexión» para poder mejorar y trabajar de forma eficaz.

Desde la Dirección de Tráfico, por su parte, explican que en enero preparan un calendario para todo el año. «El duatlón de Oñati estaba previsto en precalendario para el 11 de marzo. La reunión con ellos fue el 19 de enero… casi 2 meses antes. Entre el 2014 y 2017 (4 años), siempre han solicitado la misma fecha (entre el 11 y 14 de marzo) y las cuatro veces han podido celebrarlo». Pero no se les dio el visto bueno hasta tres semanas antes... «Este año solicitaron la autorización y estaba en trámite hasta que desistieron».

2
Delegado técnico

Javier Berasategui

Es el máximo responsable de una prueba, por encima de la Ertzaintza o de la Cruz Roja, y sabe que cualquiera no puede hacer su trabajo: «tengo una cosa que poca gente tiene: tiempo, ganas y conocimientos». Para preparar una carrera hay que acudir a un sinfín de reuniones, contestar a diario decenas de mails y dedicarle muchas horas. Lleva 5 años en el cargo y su labor no es tarea fácil. Incluso tiene responsabilidad penal. «Un delegado técnico no está para hacer amigos -apunta-. Hay situaciones en las que hay que ponerse serio. Si no veo las ambulancias, no doy la salida. Para eso soy el malo. Y si encima llueve y hace 8 grados... pues imagínate la que me cae». Esas decisiones crean controversia y eso le ha hecho ganarse algún que otro enemigo. La Sport-Event le ha declarado la guerra. «Si cometen fallos, yo se lo tengo que decir. Pero que quede claro que para mí son los mejores, siempre lo he dicho. Por eso, mi nivel de exigencia también aumenta». A pesar de las desavenencias, Berasategui ofrece su mano para que este conflicto llegue a buen puerto: «estoy dispuesto a ir donde sea porque mi relación con IA Sport vaya mejor».

Berasategui es el más positivo a la hora de analizar el futuro del duatlón: «se van unas pruebas y vienen otras. Pasa en Euskadi, en Madrid, en Elche...». No ve de qué preocuparse, aunque solo se disputen seis pruebas. «Sé que el año que viene se van a caer más. Me lo han dicho. Pero vendrán otras. Hay cansancio en muchos organizadores. Necesitamos un relevo generacional». Asegura que la Federación no puede hacer más de lo que hace. «El 55% neto de las licencias son para pagar seguros -110.000 euros-, gastos de alquiler, viaje de la selección de Euskadi... Aquí no cobra nadie. Ponemos los apoyabicis, cajas de transición, las barras, 800 conos, los jueces, el seguro, una furgoneta para las pruebas...».

3
Federación vasca de Triatlón:

Agustín Méndez

Agustín Méndez dirige la Federación vasca de Triatlón desde 1993.
Agustín Méndez dirige la Federación vasca de Triatlón desde 1993. / E. C.

Agustín Méndez, en la Federación desde 1993 -el año de su fundación-, es el máximo responsable desde 2008. Consciente del problema, ha convocado para este miércoles una reunión con la junta directiva: «Se nos acusa de que la Federación no da un golpe encima de la mesa y te aseguro que solo me falta romperla». Quiere llevar a cabo varios cambios, entre ellos, en la propia dirección técnica de la Federación. A día de hoy, formada por Marta San Martín y Javier Berasategui. «Voy a proponer que esos cargos sean elegidos por la junta directiva -formada por 9 personas- y definir cuánto tiempo realizarán esas funciones. Además, quiero que esos puestos los puedan ejercer oficiales de Nivel 1 y Nivel 2 -unas 60 personas tienen ese rango en Euskadi-, como ocurre en otras comunidades».

El cansancio de algunos clubs organizadores es otro de los motivos de la suspensión de carreras. «Por un lado, queremos ver si podríamos organizar pruebas desde la Federación. Nuestro fin no es lucrativo. Contrataríamos a una empresa y ellos se llevarían el dinero de las inscripciones». ¿Y con Tráfico, qué propone? La Administración prohíbe realizar más de dos pruebas el sábado -una a la mañana y otra a la tarde- y otras dos el domingo. Pero tienen que repartirse la tarta con la Federación de Ciclismo. Ahí llega el problema. «La Ertzaintza nos pide que nos pongamos de acuerdo y eso es imposible». Tráfico, entonces, valora la antigüedad. «Ahí no tenemos nada que hacer porque nuestro deporte es mucho más joven». ¿Entonces? «Si esto sigue así, me veré obligado a denunciarlo. Nos están coaccionando».

4
Gobierno vasco

Tráfico

La Ertzaintza explica que establece sus criterios de coberturas (dos pruebas el sábado y dos el domingo) en función de los recursos policiales de que disponga para atender las pruebas y en función del tipo de prueba y de las posibles afecciones.
La Ertzaintza explica que establece sus criterios de coberturas (dos pruebas el sábado y dos el domingo) en función de los recursos policiales de que disponga para atender las pruebas y en función del tipo de prueba y de las posibles afecciones. / E.C.

Desde el Gobierno vasco, por su parte, aseguran que «la Administración se esfuerza por procurar que todas las pruebas encuentren su fecha». En 2017, dieron el visto bueno a 334: 179 pruebas de la Federación de Ciclismo, 36 marchas ciclistas y 27 duatlones y triatlones. Su sistema de trabajo siempre es el mismo: «la Dirección de Tráfico convoca a organizadores, propone fijar unos precalendarios en enero, arbitra los conflictos entre federaciones y propone soluciones». Asimismo, reclaman a las federaciones que tengan en cuenta «que las carreteras son de todos los usuarios, no solo de los deportistas. Detrás de cada prueba hay carreteras cerradas para los demás usuarios, barrios aislados, atascos, etc».