El empate que ambos buscaban

El empate que ambos buscaban

Francia se clasifica como primera de grupo y Dinamarca lo hace como segunda

RAFAEL M. MAÑUECOCorresponsal. Moscú

Francia cerró su clasificación a octavos de final en el Mundial y lo hizo como primera del grupo C. Dinamarca salvó los muebles al quedar segunda de grupo. Este factor debió ser determinante, ya que los daneses, aunque a ojos vista buscaron la victoria, no lo hicieron con la suficiente intensidad.

Los hombres de Deschamps, sin necesidad de esforzarse, continúan sin dejar buenas sensaciones entre los aficionados. Tan es así que durante el partido, especialmente en el segundo tiempo, hubo repetidos pitidos por la falta de goles. El estadio moscovita de Luzhniki volvía a estar casi lleno, unos 78.000 espectadores de los 80.000 asientos disponibles, igual que sucedió en el encuentro de hace una semana entre Portugal y Marruecos.

0 Dinamarca

Schmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Christensen, S. Larsen; M. Jorgensen, Delaney (Lerager, m.92); Braithwaite, Eriksen, Sisto (Fischer, m.60); y Cornelius (Dolberg, m.75). Seleccionador: Age Hareide

0 Francia

Mandanda; Sidibe, Varane, Kimpembe, Lucas Hernandez (Mendy, m.50); Kanté, Nzonzi; Dembelé (Mbappé, m.79), Griezmann (Fekir, m.69), Lemar; y Giroud. Seleccionador: Didier Deschamps

Árbitro
: Sandro Ricci (BRA), amonestó al danés Jorgensen (48)
Incidencias
: encuentro de la tercera jornada del grupo C del Mundial de Rusia disputado en el estadio Luzhniki de Moscú ante 78.011 espectadores

La temperatura en Moscú mientras se producía el choque entre Francia y Dinamarca fue ideal, en torno a los 24 grados con viento flojo muy agradable. El partido comenzó con un fuerte empuje de los escandinavos. Braithwaite llegó dos veces a la meta gala en dos peligrosas internadas. Después Francia tomó la iniciativa, pero con un ritmo más bien bajo.

El primer tiro de Francia, en el minuto 14, fue obra de Giroud, el mejor jugador de su selección en Luzhniki, junto con Dembelé, pero lo detuvo Schmeichel. A los pocos minutos lo intentó Griezmann también sin fortuna. Hacia la mitad del primer tiempo, el encuentro se animó un poco, pero, al saberse que Perú había marcado su primer tanto, el ritmo volvió a ralentizarse. Dinamarca disminuyó algo la presión al verse clasificada.

Aunque hubo solo una tarjeta amarilla, la que se llevó el danés Mathias Jorgensen por tirar a Griezmann, los derribos, entradas de gran dureza e incluso situaciones de aparente penalti estuvieron a la orden del día. En el lado danés, fueron Kjaer, Eriksen, Cornelius, Stryger y Delaney los que más padecieron las faltas. Este último sufrió al final del partido un tremendo pisotón en el muslo de Mbappé que le obligó a abandonar el campo. En las filas de Francia, Giroud fue el más magullado, pero también Lemar y Hernández.

Los que más bombardearon la portería danesa fueron Giroud, Dembelé y Griezmann. El jugador del Atlético de Madrid marró una ocasión en el minuto 45 a pase del nuevo fichaje del Atlético, Thomas Lemar. Más tarde, salieron Mbappé y Fekir, que también intentaron romper el empate en los últimos minutos del partido. Los artilleros daneses que pusieron en tensión a Mandanda, también en numerosos tiros fallidos, fueron Eriksen, Cornelius y Braithwaite.

En suma, un choque accidentado, pesado, nada vistoso y, sobre todo, exento de goles. Se alcanza así un récord en las Copas Mundiales de fútbol con 37 partidos seguidos con al menos un gol. El último encuentro de un Mundial con el resultado de 0-0 fue el de semifinales entre Holanda y Argentina, el 9 de julio de 2014, en Brasil. Terminó con la victoria de la Albiceleste en la tanda de penaltis.