«Nos ha vuelto a penalizar el desacierto», lamenta Núñez

El Correo

FERNANDO ROMERODurango

La Cultural de Durango caída derrotada de forma cruel a manos del Calahorra este sábado en Tabira, un encuentro que ponía fin a la racha de dos triunfos consecutivos de los blanquiazules y que, sobre todo, complica un poco más las opciones de permanencia del equipo de Igor Núñez. El técnico de la 'Cultu' tiene claro que en ese partido «nos ha vuelto a penalizar el desacierto», un mal endémico del equipo a lo largo de todo el curso. «Ha sido especialmente doloroso por la forma, ya no solo por el minuto, que tiene su parte dramática, sino porque segundos antes la habíamos tenido nosotros, mucho más clara que la de ellos, pero no hemos sido capaces de meterla», lamentaba.

Un encuentro ante los riojanos en el que la primera mitad no tuvo demasiado que contar, una «toma de contacto» entre dos equipos que «no hemos querido arriesgar demasiado. Aún así, los vizcaínos pudieron irse a la caseta con ventaja en el marcador tras un «mano a mano con el portero en el que tampoco hemos sido capaces de acertar».

El segundo periodo varió totalmente la dinámica del encuentro. El Calahorra logró adelantarse en el marcador, un tanto que fue un mazazo para la Cultural y que provocó que «en alguna medida, nos viniéramos abajo». «Ha habido un tramo importante en el que no hemos estado especialmente bien. No éramos capaces de hacernos con el balón. Pero el equipo tiene mucho carácter y calidad y se sobrepone a esas situaciones», relata Núñez.

Ese carácter es el que propició el tanto del empate de Ekain en una acción que el técnico de Llodio describe como «un saque de la falta exquisito, el remate es perfecto», y que relanzó de nuevo a la Cultural en pos de la remontada. «Nos metemos en el partido y, a partir de ahí, el equipo vuelve a creer, volvemos a sentirnos cómodos con la dinámica del juego, y prueba de eso es la jugada en la que podemos poner el 2-1 en el 91'», indica el técnico.

Sin embargo, Goñi se inventó un golazo en el último minuto del añadido que hizo añicos las esperanzas locales y que complica mucho a la Cultural en esa agónica lucha por tratar de salir de la zona de descenso. «Lógicamente, se van acabando las jornadas, se van acabando las oportunidades, pero mientras las matemáticas no digan lo contrario, vamos a luchar hasta el último momento. Lo hemos demostrado, que no estando bien durante una fase muy larga de la segunda parte, los jugadores han sacado carácter y han intentado y han tenido en su mano el poder dar la vuelta a un marcador muy complicado», asevera Igor Núñez.