Los últimos minutos condenan a la Cultural

Los jugadores de la Real B festejan su primer gol en Tabira. /F. Romero
Los jugadores de la Real B festejan su primer gol en Tabira. / F. Romero

Los de Tabira caen ante un Sanse que marcó todos sus goles en el tiempo añadido de ambos periodos

FERNANDO ROMERODurango

Los últimos minutos de cada periodo se han convertido en una pesadilla para la Cultural de Durango en el encuentro disputado en Tabira frente a la Real Sociedad B, que se ha impuesto a los vizcaínos por 1-3 gracias a unos goles que llegaron todos ellos en el añadido de ambos periodos. El primer tanto txuriurdin llegó cuando el crono marcaba el 45'; y los dos tantos que sirvieron para certificar el triunfo de los 'potros' cayeron ya por encima del minuto 90', dejando en agua de borrajas el tanto anotado por Abasolo poco antes, tras un segundo periodo en el que los de Igor Núñez trabajaron a destajo y en el que se hicieron acreedores a algún premio. Pero la fortuna le está siendo esquiva al cuadro del duranguesado. Esta nueva derrota, la cuarta consecutiva, deja a la 'Cultu' como colista una jornada más, con 15 puntos, 3 por debajo de rivales directos como Gernika o Amorebieta.

El filial txuriurdin dominó posicionalmente el encuentro en su primera mitad, y también fue quien tuvo la pelota la mayor parte del tiempo. Marcando el tempo del partido, lento, sin demasiada chispa, solo hubo algún sobresalto aislado durante los primeros cuarenta y cinco minutos en las áreas. Los donostiarras movían la pelota con relativa facilidad ante una Cultural que se esmeraba en mantener sus líneas muy juntas para no dejar espacios y que, paradojicamente, fue quien tuvo las mejores opciones.

1 Cultural Durango

Errasti, Javi Alonso, Txapu (Abasolo, 83'), Galarza, Aranda, Iparra (Beñat, 69'), Zuazo, Molina, Pradera, Ekain y Amorrortu (Jagoba, 91').

3 Real Sociedad B

Zubiaurre, Sola, Jiménez, Petxarroman, Lapeña, Zubimendi, Zourdine (Aranbarri, 87'), Veiga, Olaizola (El Haddadi, 89'), Roberto López y Barrenetxea (Gorostidi, 73').

goles:
0-1, m. 45: Olaizola; 1-1, m. 86: Abasolo; 1-2, m. 92: Roberto López; 1-3, m. 94: El Haddadi
árbitro:
Pérez Hernández (comité madrileño). Mostró amarillas a los locales Txapu, Galarza e Iparra, y a los visitantes Lapeña, Roberto López y Barrenetxea.
incidencias:
Tabira, 800 espectadores.

El prometedor Barrenetxea fue quien probó fortuna para los visitantes apenas iniciado el choque con un disparo lejano que no inquietó a Errasti. La respuesta de los de Igor Núñez llegó a los diez minutos de partido, en forma de centro chut de Txapu desde línea de fondo que se estrelló en el lateral de la red. A partir de ahí, el choque entró en una fase plana, de la que no salió hasta prácticamente la media hora. Ekain fue el encargado de despertar de nuevo el encuentro con una volea desde la corona del área que no encontró puerta. Poco después, acción individual de Amorrortu, que forzó una falta peligrosa en el vértice del área. Javi Alonso la puso tocadita al corazón del área, pero no hubo remate.

La Real B, que no había generado ocasiones claras pero sí que daba sensación de peligro en zona de tres cuartos, pudo adelantarse tras un saque de esquina en el 36'. El balón quedó muerto en el área pero, tras un par de remates y rechaces, la zaga local logró alejar el esférico. Un minuto después, Errasti se lució con una gran intervención ante Zourdine, pero la acción estaba invalidada por fuera de juego del extremo senegalés.

Sin embargo, cuando el choque estaba abocado a terminar sin goles en la primera mitad, llegó una pérdida de balón de los vizcaínos en banda, que originó una rápida acción de los donostiarras. Centro desde la banda derecha y remate a la cazuela de Olaizola en área pequeña. Un mazazo justo antes de enfilar el camino a vestuarios.

El arranque del segundo periodo resultó bastante más animado. La Cultural tuvo más balón y buscó con más intensidad el área donostiarra. De hecho, durante muchos minutos se jugó en la parcela defendida por los de Zulaika, que aguardaban las acometidas blanquiazules para tratar de sorprender a la contra. Los de Núñez tuvieron más llegada, aunque les faltó algo más de arrojo en los metros finales para definir. Zuazo lo intentó tras acción de Pradera, pero el meta atrapó sin complicaciones. Superada la hora de juego, Ekain robó el balón en zona de medios y salió veloz a la contra. Cedió para Iker, que recortó y armó el disparo, pero de nuevo se topó con un bien plantado Zubiaurre. Javi Alonso, en un centro muy cerrado, un par de minutos después, también pudo sorprender, pero el balón se marchó rozando el segundo palo.

El propio Alonso resultó providencial minutos después para interceptar una contra de los 'potros' cuando Olaizola se plantaba ya en el mano a mano con Errasti. Llegó a tiempo para meter el pie y evitar lo que parecía un gol cantado. Zourdine, muy activo todo el encuentro, gozó de otra muy buena ocasión para el filial de la Real, pero llegó muy forzado al remate al segundo palo.

En los minutos finales, el partido fue de un lado a otro con velocidad. Una nueva contra del Sanse conducida por Barrenetxea a punto estuvo de convertirla Roberto López, pero perdonó cuando lo más fácil parecía marcar desde la frontal del área. Instantes después, la salida veloz fue para los de Tabira. En el 86', y apenas en el primer balón que tocó apenas entró en el césped, Adrián Abasolo la culminó en área pequeña logró poner las tablas. Sus primeros minutos en Liga y su primer gol esta temporada en el campeonato doméstico tras muchos meses lejos de los terrenos de juego.

Sin embargo, y como sucedió en la primera mitad, los instantes finales fueron de nuevo malditos para los de Igor Núñez. Ya con el tiempo cumplido, en el 92', Roberto López ejecutó con maestría un libre directo que acabó en el fondo de las mallas. El palo fue tremendo. Los durangarras protestaron porque en la acción anterior, no se señaló una falta muy similar sobre Ekain. El tercero de los realistas, anotado por El Haddadi en el 94, llegó con los durangarras ya descompuestos.