«Me impresiona la efectividad de los equipos», admite Ekain (Cultural)

Ekain confía en poder ayudar al equipo con sus goles. /F. Romero
Ekain confía en poder ayudar al equipo con sus goles. / F. Romero

El delantero Ekain Zenitagoia, de regreso por fin al verde tras una pubalgia, espera contribuir con sus goles a la mejoría clasificatoria de la Cultural

FERNANDO ROMERODurango

La Cultural de Durango transita por este inicio de temporada con unos números que poco tienen que ver con el juego desplegado a lo largo de estas seis primeras jornadas del campeonato. Es el peaje a pagar tras el ascenso y la fase de adaptación a la categoría, en la que los blanquiazules, un equipo joven pero con mucho arrojo, se han encontrado con notables diferencias respecto a la Tercera División. Principalmente, que nadie perdona. Que es precisamente lo que les está ocurriendo a los de Igor Núñez, entre otras cosas. Pero la lección está ya bien aprendida. Y, además, cuentan desde hace tres semanas con el regreso de su alumno más aventajado en eso de perforar la portería contraria. Ekain Zenitagoia, autor el año pasado de 24 goles, busca estrenarse este curso y ayudar con sus tantos a la recuperación del equipo.

- ¿Recuperado ya de esos problemas de pubalgia?

- Todavía arrastro alguna molestia, después de estar prácticamente un mes y medio fuera del equipo, pero cada día voy notando mejoría. Así que dentro de poco estaré en plenas condiciones.

- Volvió al equipo hace tres jornadas, supongo que con muchas ganas de volver a tocar balón y aportar después de tanto tiempo. ¿Cuáles fueron sus sensaciones?

- La verdad es que las sensaciones con el balón fueron y están siendo muy buenas. Después de estos problemas, yo estoy prácticamente de pretemporada, y eso en las piernas se nota. Pero eso es cuestión de ir cogiendo poco a poco el ritmo de los partidos.

- Fuera de los onces de Igor Núñez por esa pubalgia, ¿cómo vive un delantero la situación del equipo desde la grada?

- Siempre he dicho que no estoy hecho para vivir un partido de mi equipo desde la grada. Se vive con mucha impotencia por no poder hacer nada para ayudar, y eso, a veces, es un poco frustrante, sobre todo cuando las cosas no van bien.

- El año pasado superó la veintena de goles entre Liga, Copa y Fase de Ascenso. ¿Ha notado diferencias en las defensas rivales con el salto de categoría?

- Sí que se nota la diferencia, sí… En Segunda B hay defensas con mucho nombre y con mucha calidad, y eso al final se nota. Nosotros estamos todavía cogiéndole el truco a la categoría.

-Visto lo visto, llegar al número de goles del año pasado, ¿se antoja complicado?

- La verdad es que sí. Más aún habiendo empezado la temporada lesionado. Va a ser difícil. Pero mi objetivo, y el de todos, es que el equipo se salve, y si mis goles sirven para eso, pues mucho mejor.

- ¿Qué es lo que más le ha sorprendido de lo que ha podido ver hasta ahora en Segunda B?

- Sobre todo, la efectividad de los equipos. Contra el Izarra, nosotros tuvimos muchísimas ocasiones -entre ellas, hasta cuatro mano a mano con el portero-, y solo metimos una. Y ellos tuvieron tres y nos metieron dos. Sin duda, la efectividad de la gente de arriba en los equipos es lo que más me ha impresionado.

- La Cultural está compitiendo bien, pero no terminan de salir las cosas, especialmente de cara al gol. ¿Cómo se vive desde dentro del vestuario?

- El equipo está bien. Es verdad que nos esta faltando efectividad arriba, pero si generamos lo que generamos contra el Izarra, los goles van a caer solos. Tenemos que confiar en nuestro juego porque estamos seguros de que va a acabar dando sus frutos.

- No solo la suerte no está acompañando... algunas decisiones, como la expulsión de 'Txapu' Infante del domingo en El Sardinero, muy protestada, tampoco.

- La verdad es que la decisión de la expulsión del otro día fue un poco rigurosa. Porque después de echarle, también Óscar Gil (ex del Bilbao Athletic), que ya tenía una tarjeta, me hace tres faltas, alguna de ellas bastante fea, y el árbitro no le saca la segunda y le expulsa. Pero bueno, esos son factores que no podemos controlar y tenemos que olvidarnos de ellos.

- Al acabar ese partido contra el Racing, se echó al suelo. ¿Esfuerzo, frustración por cómo fue la derrota, una mezcla de ambas…?

- Da rabia perder justo al final por todo el esfuerzo que habíamos realizado durante todo el partido. El Racing fue superior, pero después de estar 90 minutos compitiendo y aguantando como lo hicimos, que te metan justo al final frustra un poco. Pero hay que seguir hacia delante y pensar en el siguiente partido, que es muy importante contra un rival directo.

- Eso es, la próxima jornada, de nuevo a domicilio, juegan contra el filial del Eibar, el CD Vitoria. ¿Qué espera de ese duelo?

- Creo que será un partido en que los dos equipos nos jugamos mucho y vamos a salir al 100% a por la victoria. El Vitoria es un equipo que intenta combinar y que tiene buenos jugadores. Tendremos que estar muy enchufados para ganar y acabar por fin con esta dinámica negativa.