Finales infelices para la Cultural

Amorrortu y Ekain, con gesto contrariado tras encagar un gol. /F. Romero
Amorrortu y Ekain, con gesto contrariado tras encagar un gol. / F. Romero

A los blanquiazules se les han escapado muchos puntos en el tramo final de los partidos

FERNANDO ROMERODurango

Muchos cuentos terminan con aquello de 'y fueron felices y comieron perdices'. Una licencia literaria que en algunas ocasiones puede aplicarse al fútbol. Pero no siempre. Es el caso de la Cultural de Durango en esta temporada de su regreso a la Segunda B. Para los de Tabira, los finales de los partidos están suponiendo en el presente curso algo mucho más parecido a una agonía. Son muchos, demasiados, los encuentros que se les han escapado a lo largo de los últimos minutos. Bien por su carácter ambicioso de tratar de ir a por el triunfo, por errores propios o aciertos de su rival, los durangarras han visto volar muchos puntos en el último tramo de los encuentros.

Lo sucedido este pasado fin de semana en el duelo ante la Real Sociedad B no ha sido más que el último capítulo hasta el momento de este cuento. Tras ver cómo los donostiarras golpeaban sobre la bocina de la primera mitad, los de Igor Núñez se conjuraron para buscar el empate. Y lo lograron. Fue en el 84', tras una buena acción colectiva que culminó Adrián Abasolo, que poco a poco va entrando en el equipo tras muchos meses lejos de los terrenos de juego. Sin embargo, el destino les propició un doloroso final. Roberto López, que esa misma semana había debutado en Primera División con la Real Sociedad, clavó un libre directo en el 90' para anotar el 1-2. Y ya con el tiempo cumplido, El Haddadi hizo el 1-3 definitivo ante una 'Cultu' desolada por el mazazo anterior.

Un par de jornadas más atrás, en el desplazamiento hasta tierras asturianas para medirse al Vetusta, aconteció otro capítulo similar. En esta ocasión, fue Amorrortu el que adelantó a la Cultural al filo de la hora de juego. Pero en los últimos veinte minutos, el Oviedo B remontó el encuentro. El habilidoso Ernesto puso las tablas, y Lolo sentenció con un doblete. El último gol… de nuevo en el 90'.

Pero hay más antecedentes. Situémonos. Jornada 16, Tabira. En el derbi ante el Amorebieta, los de Iñigo Vélez se adelantaron pronto, antes del cuarto de hora. Pero no fue hasta, una vez más, el último minuto de juego cuando marcaron el tanto definitivo para acabar venciendo por 0-2.

Lo sucedido en la visita a Lezama fue uno de los episodios más dolorosos de este cuento maldito. La Cultural de Durango realizó un gran partido. La sorpresa saltaba en el feudo del filial rojiblanco, con los durangarras mandando en el marcador por 0-2. Pero el último cuarto de hora resultó letal. El Bilbao Athletic, que acabó el encuentro con un jugador menos por expulsión de su meta Oleaga, logró remontar de la mano de Villalibre. San Bartolomé recortó distancias y el ariete puso el 2-2 definitivo en los minutos finales.

Una semana antes, en la duodécima jornada, fue el Real Unión el que logró asaltar Tabira con otro gol en los últimos renglones del choque. El gol de Javi Martínez en el 84' anuló el conseguido por Jurgi mediada la segunda mitad. Más puntos que volaban.

Para rememorar el primero de estos episodios hay que remontarse hasta las primeras jornadas. A finales de septiembre, en la visita al siempre intimidador El Sardinero. Allí, una Cultural de Durango aún cogiéndole el pulso a la nueva categoría dio el do de pecho y resistió con entereza ante el todopoderoso Racing, que ya por entonces presentaba sus credenciales como principal candidato al ascenso. Sin embargo, los de Iván Ania no pudieron doblegar a los vizcaínos hasta los ultimísimos instantes del choque, con los durangarras ya en inferioridad numérica por la rigurosa expulsión de Txapu Infante. Dani Segovia y Juanjo, en los minutos 89 y 90, segaban las ilusiones de los de Núñez de puntuar en el feudo del líder.

También en Copa

Pero esta historia no se ciñe únicamente a la competición doméstica. También en sus participaciones coperas la Cultural de Durango ha visto cómo sus adversarios cercenaban sus opciones prácticamente sobre el pitido final. En Copa del Rey, en el tercer partido oficial del curso, el conjunto blanquiazul cayó eliminado en Urbieta ante el Gernika merced a un tanto de Gorka Larruzea en el 89'.

Y en Copa Federación, en el choque de vuelta de la eliminatoria ante el Real Unión disputado en Stradium Gal, la 'Cultu' estuvo a punto de hacer la 'machada' y doblegar a los fronterizos, que partían con ventaja gracias al 0-2 de Tabira. En el minuto 84, Abasolo, en los que entonces fueron sus primeros minutos de competición, anotaba el 1-3 que daba el pase a los vizcaínos. Pero aquel relato aún tenía guardado un último giro en su argumento. Etxaburu y Galán marcaron en el tiempo añadido para tornar la alegría blanquiazul en tristeza, una vez más.