Los derbis se le resisten a la Cultural

Un lance del choque entre 'Cultu' y 'Baraka' en Tabira. /F. Romero
Un lance del choque entre 'Cultu' y 'Baraka' en Tabira. / F. Romero

Los blanquiazules no han logrado imponerse en ninguno de los cinco duelos territoriales que ha disputado

FERNANDO ROMERODurango

En la progresión que viene demostrando la Cultural de Durango esta temporada, la de su vuelta a la Segunda B, la de su centenario, todavía hay una estación que no ha logrado superar. Entre las tres victorias cosechadas por los vizcaínos hasta el momento, ninguna ha llegado en un derbi disputado frente a otro de los equipos vizcaínos que pueblan este Grupo 2. Dos empates y tres derrotas jalonan este peculiar ranquin. El sábado, ante el Gernika, los de Igor Núñez tienen la última posibilidad de conseguirlo antes de que termine la primera vuelta.

Este pasado fin de semana, en Sarriena, Leioa y Cultural empataron sin goles en un encuentro mediatizado por el estado del terreno de juego, que no invitó a presenciar un fútbol demasiado combinativo ni de toque. El propio Núñez indicó al término del encuentro que «de haber estado en otra situación el campo, el partido habría terminado con goles». En cualquier caso, el punto sumado fue importante, tanto por la identidad del rival, «uno de los equipos con dos de las mejores líneas del centro del campo hacia adelante», como por dar un pasito más por mantenerse fuera de posiciones de descenso. «Nuestra idea es sumar sea donde sea», señalaba Núñez tras el duelo.

El choque ante los azulgranas sirvió asimismo para volver a puntuar tras haber tropezado una semana antes en otro derbi. En este caso, ante el Amorebieta en Tabira. Esa derrota truncó la buena dinámica que había conseguido enlazar la Cultural, con seis semanas consecutivas sumando, incluyendo las tres victorias que posee en su casillero. El 0-2 frente a los de Iñigo Vélez fue un traspiés del que, como se vio en Sarriena, el equipo se ha recuperado con rapidez.

En medio de esa racha positiva, llegó el choque de Lezama. El derbi que más cerca han estado de llevarse. El encuentro ante los entonces todavía pupilos de Gaizka Garitano terminó con un 2-2, pero los blanquiazules estuvieron muy cerca de dar la sorpresa ante los cachorros. Dos goles de Ekain pusieron en clara ventaja a los de Tabira, que sin embargo no pudieron frenar las acometidas locales en el último cuarto de hora y se toparon con un Villalibre que terminó siendo protagonista. Además de anotar el tanto del empate, acabó de enfundándose los guantes por la expulsión del meta Hodei.

En la octava jornada, la Cultural recibió en su feudo al Barakaldo. Los fabriles, en plena disputa con el Racing por el liderato, se alzaron con el triunfo por 0-1. Aquel día, Igor Núñez reseñó que no había sido «nuestro mejor partido, me costaba reconocernos». Por aquel entonces, la 'Cultu' aún le andaba cogiendo el pulso a la categoría. «El equipo ha dado la cara. Me voy contento pero fastidiado por no poder hacer nuestro fútbol», resumió el técnico de Llodio.

El primero de los derbis vizcaínos lo afrontó la Cultural de Durango en la cuarta jornada. En la 'jaula' de Gobela, los blanquiazules hincaron la rodilla (2-0) frente al Arenas en un encuentro marcado por el espectacular gol olímpico de Gayoso a la media hora de juego. Un tanto que hizo daño al equipo, como admitió el míster en rueda de prensa. «Nos ha afectado psicológicamente y nos ha obligado a tener que llevar la iniciativa», señalaba. Además, el Arenas logró su segunda diana nada más empezar la segunda mitad, lo que complicó aún más el intento de remontada.

Con ese bagaje se presenta el cuadro durangarra ante el último duelo 'vecinal' de esta primera vuelta. Un choque ante un rival directo como es el Gernika. Dos conjuntos separados por tan solo dos puntos en la clasificación y que aspiran a llegar al parón liguero fuera de la zona roja para volver después de las festividades navideñas con fuerzas renovadas.