Derbi de estilos en Tabira

Pradera trata de bajar el balón con el pecho ante la presencia de Javi Alonso./Manu Cecilio
Pradera trata de bajar el balón con el pecho ante la presencia de Javi Alonso. / Manu Cecilio

Cultural de Durango y Gernika se miden en un duelo clave para terminar el año fuera de posiciones de descenso

FERNANDO ROMEROBilbao

Este sábado en Tabira (16.45h), Cultural de Durango y Gernika protagonizan un atractivo encuentro que pondrá en liza a dos equipos con estilos de juego tan marcados como contrapuestos. Un derbi de cercanía que atraerá a buen número de aficionados a las gradas, con contendientes separados por tan solo dos puntos en la tabla: 15 para los locales, en playout, por 13 de los forales, en zona de descenso. Así pues, la victoria cobra especial importancia en esa pelea por evitar el furgón de cola y terminar 2018 con buenas sensaciones. Última oportunidad, asimismo, para la Cultural de Durango de imponerse en un derbi ante un rival vizcaíno en esta primera vuelta, y también la última opción para el Gernika de conseguir su primera victoria lejos de Urbieta.

Este duelo entre blanquiazules y blanquinegros estará marcado presumiblemente por la batalla que se vivirá por dominar la zona ancha del terreno de juego, donde ambos equipos acumulan mucha gente para tratar de generar juego e impedir la construcción del rival, cada uno a su manera. La 'Cultu', manteniendo el balón en su poder y tratando de ir creciendo a partir de las superioridades, y el Gernika con una presión alta que persigue incomodar al adversario para robar en posiciones cercanas al área.

«El que consiga estar más acertado en la zona ancha tendrá bastante recorrido hecho en el partido. Eso implica que ambos vamos a tener que trabajar muy duro para ser capaces de dominar esa parcela, a la que ambos le damos mucha importancia», remarca Igor Núñez. «Creo que será un partido con dos equipos, cada uno a su estilo, que salen a ganar, con mentalidad ganadora. En la medida que cada uno lleve el partido a su terreno, se acercará más a ganar», añade el técnico de los durangarras.

Desde el banquillo contrario, Urtzi Arrondo afirma que «les conozco relativamente bien. Llevo cuatro años seguidos enfrentándome a ellos en Tercera. Da gusto verles jugar, son un equipo atrevido. Ellos sabían que iba a ser año difícil, que les iba a costar, pero son fieles a su estilo y van a estar peleando hasta el final seguro».

El precedente más cercano de un enfrentamiento entre Cultural de Durango y Gernika es la eliminatoria de Copa Federación disputada en Urbieta a principios de esta campaña, a primeros de septiembre, en la que los forales lograron hacerse con la victoria por 1-0 prácticamente sobre el pitido final. Un encuentro muy equilibrado que podría servir de referencia para el choque de este sábado, aunque con matices. «Aquel partido era una eliminatoria, el empate no le valía a nadie. Era todavía al inicio de temporada, con rotaciones… éste es distinto. El empate puede ser válido, no como aquel día. Habrá que ver cómo trascurre el partido», señala el técnico de los gernikarras. Para su homólogo, el duelo copero «tendrá que ver en el sentido de que los planteamientos de los equipos no varían excesivamente. Tenemos los dos una identidad muy marcada». En este sentido, Núñez señala que «Urtzi y yo nos conocemos ya de varios años en Tercera. Él sabe cómo pienso y cómo siento el juego, y yo creo que también puedo acercarme a cómo creo que él va a plantear el partido».

De su rival, el preparador de Llodio destaca que es «un conjunto muy bien construido en sus individualidades y de cara al juego que pretende llevar a cabo. En defensa son muy fuertes, y de medio campo para arriba tienen con gente con convicción y recorrido pero que a la vez combinan calidad, y que basarán sus probabilidades de éxito en intentar conectar con esos jugadores».

Arrondo, por su parte, pone el acento en que la 'Cultu' es «fiel a su filosofía. Al inicio no tenía resultados pero ahora sí los tiene y van a seguir insistiendo en ello. Están compitiendo muy bien. Se está viendo que están haciendo buenos partidos. No varían mucho su estilo. Llevan muchos años juntos y con el entrenador, y están haciendo las cosas muy bien».

Un derbi en el que Igor Núñez podrá volver a contar con Jon Aranda después de cumplir su partido de sanción, pero no así con Txapu Infante, baja por problemas musculares. Por su parte, Urtzi Arrondo tiene ya disponible a Arnáez y mantiene la duda de Santamaría, aún renqueante. Etxabe y Garai no podrán ser de la partida por lesión.