Un derbi a cara o cruz

Un derbi a cara o cruz
Mireya López

La Cultural se juega la categoría ante un Leioa que busca estar en Copa la próxima temporada

F. ROMERO / I. SÁNCHEZ DE LUNA

El de este sábado en Tabira será un derbi con dos contrincantes en situaciones y dinámicas diametralmente opuestas. Mientras para la Cultural de Durango este encuentro puede suponer su última oportunidad de mantenerse con esperanzas en la lucha por la permanencia, para el Leioa será un choque en el que buscarán sellar casi de forma definitiva su presencia en la Copa del Rey la próxima temporada. Los azulgranas ocupan la octava posición con 47 puntos. Los blanquiazules, mientras, son colistas con 30 puntos, y necesitan ganar sí o sí este enfrentamiento ante los de la Margen Derecha para seguir en la División de Bronce al menos una semana más.

Aunque, ciertamente, puede que incluso la victoria no les sirva, ya que la Cultural depende de forma directa de lo que ocurra en el Real Unión-Vitoria que arranca una hora y media antes en Stadium Gal. Allí, los fronterizos quieren dejar atrás el play-out mientras que el filial del Eibar se juega también las habichuelas y necesita vencer para no descender. «Hacía tiempo que no dependía de nosotros, pero ahora mismo las circunstancias implican que para que tengamos una opción para que lleguemos al play-out, tiene que darse una carambola cósmica», señala de forma elocuente Igor Núñez. «Esa enorme carambola pasa porque se den un montón de circunstancias adversas para el Real Unión y favorables para nosotros que entendemos que no es fácil que se produzca. Pero la oportunidad está ahí y vamos a agarrarnos a ella. Nosotros seguimos confiando en esa posibilidad y nuestra obligación es ir a ganar al Leioa en Tabira y esperar a ver cuál es el escenario que se nos plantea respecto a las posiciones de play-out», apostilla.

«Es básico salir muy enchufados al partido ante un rival que ha demostrado un enorme potencial tanto a nivel clasificatorio como a nivel de plantilla. El Leioa tiene gente contrastada en la categoría, con calidad y recursos colectivos e individuales que no vamos a descubrir ahora», describe Núñez. «Ellos buscan terminar la liga lo más arriba posible y vendrán a Tabira a ganar. No va a ser un partido para nada sencillo», incide.

Esa necesitada situación de los durangarras hace que Jon Ander Lambea, míster del Leioa, no se fie de su adversario. «Intentarán pelear sus opciones de salvación, que es un reto muy difícil, pero en el fútbol todo es posible», afirma categórico. Además, querrán dejar un buen sabor de boca ante su afición con una victoria», advierte. Por todo ello, apela a su equipo a «no confiarnos y jugar al cien por cien» frente a un rival que «ha realizado muy buenos partidos con una propuesta de juego muy ofensiva y atractiva», elogia Lambea.

Para los azulgranas también será muy importante puntuar en Tabira. El objetivo de la Copa lo tienen al alcance de la mano y no pueden permitirse nuevos tropiezos. Según Lambea, en esta pelea «nos encontramos cuatro equipos para tres puestos», una situación que obliga a los leioztarras a «sumar cada semana para intentar amarrar la Copa, un reto que ilusiona a todo el pueblo», resalta. Además, en caso de lograr el billete copero, «cumpliríamos con dos objetivos en la misma temporada, un buen balance definitivo».

Esta lucha de objetivos se plasmará sobre el terreno de juego de Tabira, donde la Cultural de Durango tratará de imponer su estilo de juego, dominador y combinativo, ante un Leioa que «juega mucho en función de lo que prevé del rendimiento del rival, es difícil predecir cuál va a ser su puesta en escena», describe Núñez. El técnico de los durangarras no podrá contar esta semana con Ibon Ariz, que cumple su segundo partido de sanción, ni con Varela, que sigue poco a poco recuperándose del edema óseo en el tobillo. En las filas azulgranas, la única baja es la de Egoitz Magdaleno, inmerso en pleno proceso de recuperación de su lesión.