La Cultural quiere dar el salto ante el Real Unión

Alonso saca el balón jugado durante el partido ante el Izarra en Tabira/F. Romero
Alonso saca el balón jugado durante el partido ante el Izarra en Tabira / F. Romero

En caso de vencer en Tabira a los fronterizos, los blanquiazules, que son colistas, podrían salir de la zona de descenso directo

FERNANDO ROMERODurango

La Cultura del Durango regresa a Tabira con la clara intención de mantener la buena dinámica de juego y resultados que acompaña al equipo en las dos últimas jornadas. La victoria ante el Sporting y el empate cosechado en La Planilla ante el Calahorra han insuflado aire fresco en el vestuario blanquiazul, pletórico de confianza y de ganas de encarar el duro test que deben afrontar este sábado. Frente a ellos tendrán a un siempre complicado Real Unión, que visita el feudo vizcaíno con ganas de recuperar la senda de la victoria tras cuatro jornadas sin ganar. El choque ha arrancado a las 16.00 horas, y cuenta con la presencia en directo de las cámaras de ETB1.

Como suele decirse, 'no hay dos sin tres'. Y eso es lo que buscan los de Igor Núñez ante los fronterizos, enlazar un tercer resultado positivo consecutivo. Si puede ser la victoria, mejor que mejor. De hecho, si ganan y el resto de resultados acompañan, la Cultural podría incluso salir de los puestos de descenso, algo que no sucede desde la primera jornada del campeonato. «El equipo está con confianza para afrontar el partido, y con la ilusión de ver que la salida de los puestos de descenso no está tan lejos. Cuando un objetivo parece alcanzable, la motivación aumenta», afirma el técnico de los durangarras. «Conseguir la victoria ante el Real Unión sería un espaldarazo importante de cara a lo que queda de primera vuelta», incide. No estaría mal repetir aquel 1-0 de Tabira cosechado allá por 2005 ante los irundarras.

La 'Cultu' parece haber cogido al fin la ola buena después de tantas y tantas jornadas sin encontrar los resultados deseados, y también merecidos en muchas ocasiones. No en vano, su 'reacción' ha llegado ante rivales de enjundia. Así lo entiende también el míster blanquiazul, para quien es «importante poner cada cosa en su sitio». «Ganar al Sporting no fue sencillo, es un equipo que ha tumbado a Barakaldo y Racing, lo que indica su nivel. El Calahorra solo había perdido en casa ante el Mirandés, y el nuestro fue el primer empate que alguien consigue arrancar. Incluso tuvimos opciones hasta el final para habernos llevado el partido. Eso habla bien del equipo y de su ambición», sostiene.

Para esta jornada, la dinámica «no va a ser diferente». «Si logramos poner en el campo todo lo que hemos puesto en estas últimas dos semanas, tendremos muchas opciones de poder tumbar al Real Unión», afirma Núñez, quien prefiere seguir manteniendo la cautela. «Sumar en dos partidos consecutivos afianza el carácter del equipo y se ven las cosas de una manera diferente. Pero mi opinión es siempre la de ser prudentes y saber que cada partido en esta categoría es para nosotros una final, y como tal lo afrontamos», declara.

El choque ante el Real Unión llega con un nuevo reto a afrontar por los blanquiazules, que es el de tratar de mantener la portería a cero, ahora que la puntería parece ya afinada. «Si conseguimos mejorar nuestros números en defensa, seremos más competitivos. Es una de esas nuevas barreras que tenemos que ir conquistando. Así como hemos tenido que ganar fiabilidad delante, ahora toca hacerlo en defensa», asevera el técnico de Llodio.

El conjunto irundarra llega a este encuentro en una situación que tal vez no concuerda con lo que se podría esperar de un equipo con su potencial. Los de Juan Domínguez son 13º en la tabla, y vienen de una racha de cuatro partidos en los que no conocen la victoria. Encadenan tres empates y una derrota, esta última en su propia casa ante el Racing, que goleó 0-3 en Stadium Gal. «Creo que no era un equipo de los llamados a estar donde está actualmente. Había expectativas altas en relación a su potencial», desgrana Igor Núñez. Y es que la situación de los 'txuribeltz' extraña aún más si se tiene en cuenta que en sus filas están dos hombres con gran olfato goleador como Orbegozo, pichichi del grupo con 6 goles, y Eizmendi, con 4. «Sorprende que un equipo que tiene dos jugadores tan influyentes en el marcador, no sea capaz de estar un poco más arriba», afirma Núñez en este sentido.

Ellos dos serán hombres a vigilar de cerca en el choque de Tabira, pero también a los jugadores de banda, por donde el Real Unión suele llevar mayor peligro con las incorporaciones de «Garrido y Estrada, que jugaron en Primera con la Real Sociedad, tienen mucha proyección en ataque, con mucha calidad. Y con la ayuda de sus extremos, complican los partidos sobremanera. Debemos cuidar mucho su juego por banda». La Cultural tendrá que saber manejar esas acciones, y sacar provecho de «los espacios que ellos puedan dejar. Son situaciones a explorar en las que si jugamos bien nuestras cartas seremos capaces de hacerles daño».

«Ellos también, debido a que están encajando bastante goles, están incómodos en esa situación, y nosotros intentaremos aprovechar la posibilidades que nos den en su defensa para intentar llevarnos el partido», apunta un Igor Núñez que tiene a su disposición a toda la plantilla, con las excepciones de los lesionados de larga duración Unai Arizmendiarreta y Adrián Abasolo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos