La Cultural quiere seguir manteniendo buenas sensaciones en la Copa Federación

Galarza, Aranda y Molina rodean a un jugador del Real Unión durante el choque de Liga de Tabira./F. Romero
Galarza, Aranda y Molina rodean a un jugador del Real Unión durante el choque de Liga de Tabira. / F. Romero

Los de Igor Núñez, tras el meritorio empate en Lezama, reciben por segunda vez en 10 días al Real Unión en la primera ronda nacional del torneo

FERNANDO ROMERODurango

Aires renovados corren por Tabira, donde ven cómo su equipo empieza a carburar tras enlazar cuatro jornadas consecutivas sumando. De hecho, el pasado domingo, la Cultural estuvo a punto de dar la campanada en Lezama, donde se tuvo que conformar con sumar un punto tras ir venciendo hasta prácticamente entrar en los últimos cinco minutos de juego. El equipo blanquiazul quiere seguir demostrando esa solidez y dar un pasito más este miércoles (Tabira, 20:00), en su estreno en Copa Federación. Su rival en esta ronda de dieciseisavos de final será el Real Unión, conjunto que ya pasó por el feudo vizcaíno en Liga hace escasamente diez días.

En ese duelo, durangarras y fronterizos firmaron un 1-1 que, de repetirse este miércoles, dejaría las cosas muy abiertas de cara al choque de vuelta del próximo 5 de diciembre en el Stadium Gal. Así las cosas, el conjunto de Igor Núñez encara esta nueva competición con la «ilusión de seguir en la dinámica positiva que parece que estamos manteniendo en estas últimas jornadas». «Trataremos de afianzar nuestra propuesta de juego ante un rival que ya ha demostrado que tiene dinamita», relata el propio míster blanquiazul.

Núñez no variará en demasía su planteamiento respecto al encuentro liguero ante los guipuzcoanos. La idea es «salir con la misma propuesta y con muchas ganas de hacerlo bien y de demostrar que estamos a la altura. La intención es que los jugadores sigan creciendo». Una evolución la de los blanquiazules que bien se pudo apreciar en el pasado choque en Lezama, donde pusieron contra las cuerdas a un Bilbao Athletic que solo pudo empatar en el tramo final. «Para nosotros hubiera sido un puñetazo muy importante sobre la mesa», afirma el técnico de Llodio. «Fue un partido duro. En lo físico porque el Bilbao Athletic en su campo siempre te exige muchísimo, y así lo hizo. Y en lo emocional porque se nos presentaba una oportunidad de oro para sacar tres puntos de oro en Lezama, que es un campo complicadísimo», lamenta.

De lo que se muestra orgulloso Igor Núñez es de cómo ha ido evolucionando el equipo, especialmente en las últimas semanas. «El equipo tiene otra madurez, eso se percibe. En el campo, la actitud de los jugadores, individual y colectivamente, ha cambiado. Tienen otra forma de estar, otra forma de tratar las acciones de juego… El equipo tiene otro poso. Es ese punto a partir del cual podemos empezar a pensar a crecer», desgrana. «Estamos volviendo a ver las mismas actitudes que tenían los jugadores en Tercera División, los jugadores tienen otra percepción de sí mismos dentro de la categoría», apostilla.

Dado que la Cultural deberá disputar tres partidos en seis días, es muy probable que el equipo presente algunas novedades en su once, buscando aire fresco sobre el césped y dar descanso a algunos de los hombres con más carga de minutos. Uno de ellos es muy probable que sea Ekain. El delantero acabó el choque ante el filial rojiblanco con un fuerte golpe en la zona lumbar y tiene molestias, así que está a la espera de ver cómo evoluciona. Pradera, que cada vez va contando con más minutos, podría ocupar su lugar en la punta de ataque.

El que ha confirmado una baja muy importante para varios meses es el Real Unión. Mario Capelete se perderá lo que resta de temporada tras romperse el fin de semana el ligamento cruzado anterior de su pierna derecha, lo que le obligará a pasar por quirófano.

Lo que tiene claro Núñez es que este torneo no es un 'segundo plato', y que saldrán a pelear como en cualquier otro partido. «Cada competición tiene su importancia. Para nosotros es importante hacer un buen papel esta Copa Federación. Para los jugadores es también un escaparate interesante. Y a nivel económico tiene premios que llaman la atención. Por eso es importante plantearse con toda la seriedad del mundo este partido», indica.