Cultural Durango 2 - 1 Sporting B

La Cultural de Durango por fin sonríe

Los jugadores de la 'Cultu' festejan su segundo tanto. /F. Romero
Los jugadores de la 'Cultu' festejan su segundo tanto. / F. Romero

Los blanquiazules logran su primera victoria del curso doblegando al potente Sporting B con goles de Amorrortu y Galarza

FERNANDO ROMERODurango

A la décima jornada, fue la vencida. Tabira estalló de júbilo con el pitido final del colegiado, festejando la anhelada primera victoria de la temporada de la Cultural de Durango, que logró vencer por 2-1 a un correoso Sporting B con merecimiento. Y también, hay que decirlo, con algo de sufrimiento en los minutos finales. Un triunfo, el primero, que supone una enorme inyección de moral para un grupo necesitado de una alegría de este tipo tras dos meses de sinsabores.

La Cultural de Durango salió al terreno de juego con decisión. Tomó pronto las riendas del juego y la posesión, y apretaba con intensidad a los 'guajes' cuando la perdían. Y fue precisamente así como llegó su tempranero gol. A los cinco minutos, la presión alta de los de Igor Núñez forzó un error en la defensa asturiana que Amorrortu se encargó de castigar, colocando el 1-0 en el marcador para regocijo de la parroquia local.

2 Cultural Durango

Errasti, Jurgi, Txapu, Galarza, Aranda, Zuazo, Javi Alonso, Ekaitz, Amorrortu (Jagoba, 80'), Ekain (Varela, 90') y Beñat Alberdi (Gogeaskoa, 72').

1 Sporting B

Benítez, Milovanov, Cordero, Pelayo Suárez, Zalaya, Gragera, Pablo, Pedro Díaz, Santamaría (Garci, 63') , Morilla (Borrego, 46') y Berto (Sandoval, 78').

goles:
1-0, m. 5: Amorrortu; 2-0, m. 89: Galarza; 2-1, m. 90: Pedro Díaz
árbitro:
Pardeiro Puente (comité cántabro). Mostró amarillas al local Ekain y al visitante Berto.
incidencias:
Tarde desapacible en Tabira. 500 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por Eugenia Lauzirika Eskoriaza, esposa del expresidente y actual directivo Emilio Esturo.

El filial rojiblanco respondió casi de inmediato a ese tanto de los blanquiazules pero Errasti, bien posicionado, se encargó de desviar la pelota a córner. El Sporting B trató de sorprender con un juego muy vertical y balones a las bandas, pero se topó con una Cultural muy solidaria que se afanó en las tareas defensivas de forma incansable, sin perder nunca el sitio.

Pasado el cuarto de hora, los durangarras se desplegaron bien en ataque, abriendo el balón a banda izquierda para que Amorrortu sirviera el centro raso a la frontal. Ekain dejó pasar la pelota y Javi Alonso golpeó con potencia, pero el esférico se fue arriba.

Como ya preveía Igor Núñez, el encuentro fue una constante lucha en la parcela ancha del terreno de juego, batallas en las que los locales salían ganadores prácticamente siempre. Aún así, les costó volver a llegar a posiciones ofensivas de forma clara. En el tramo final de este primer periodo, el Sporting protagonizó otra peligrosa llegada en la que Berto recogió un rechace en la frontal del área, pero su disparo se marchó muy desviado.

De esta forma, la Cultural de Durango logró llegar con ventaja al descanso, algo que aún no había logrado aún esta temporada.

En la segunda parte, el Sporting dio un paso adelante. Pisó mucho más campo contrario y encadenó por momentos acciones con las que pudo haber colocado las tablas en el marcador. A los tres minutos de la reanudación, los rojiblancos engancharon un par de remates tras sendos rechaces en la frontal, bien taponados por la zaga durangarra. Unos minutos después, Pablo probaba fortuna desde lejos pero su disparo se marchaba desviado. Pasados los primeros diez minutos de agobio, los de Igor Núñez recuperaron en cierto modo el control de la situación. Al menos, dejaron de verse acosados por la escuadra astur y la lucha volvió a la zona central del terreno de juego.

La ocasión más clara para el filial rojiblanco llegó al filo del minuto 75, tras un fallo en cadena de la Cultural que estuvo a punto de aprovechar Salvador. Los blanquiazules, mientras, apenas llegaban a zonas de tres cuartos de campo, sin inquietar casi en toda la segunda mitad al meta Benítez.

Sí lo hicieron, sin embargo, en los minutos finales del encuentro. En el 81', Jagoba, que apenas llevaba 30 segundos sobre el césped, enganchó un disparo potente desde el vértice del área que acabó en saque de esquina. Y en el 89', el éxtasis. Galarza aprovechaba un balón suelto en segundo palo para meter la cabeza y colocar el 2-0 para la Cultural de Durango.

Sin embargo, en el guión estaba escrito que había que sufrir. Y así fue. Pedro Díaz, en el 91', sacó un centro con mucha parábola que se acabó colando de forma directa en la meta de Errasti. Afortunadamente, y a pesar del empuje asturiano, no hubo tiempo para más. Tabira al fin sonríe.