La Cultural se conjura para lograr ante el potente Mirandés su primer triunfo

Los blanquiazules ya han pasado página tras la eliminación copera a manos del Gernika./Manu Cecilio
Los blanquiazules ya han pasado página tras la eliminación copera a manos del Gernika. / Manu Cecilio

Ambos equipos llegan al partido del domingo tras quedar eliminados de la Copa y con la necesidad de sumar de tres en tres.

Tras quedar apeados el pasado miércoles de la Copa del Rey, Cultural de Durango y Mirandés se centran ahora en el torneo liguero, buscando un primer triunfo que, por el momento, se les resiste a ambos. Aunque en un caso puede preocupar más que en el otro. Para los rojillos, aspirantes a todo temporada tras temporada por presupuesto y plantilla, llevar tan solo dos empates en otras tantas jornadas no es un buen comienzo. Para los blanquiazules, 'novatos' en la categoría, el punto sumado es escaso bagaje para lo ofrecido hasta ahora sobre el terreno de juego.

«El Mirandés es, claramente, uno de los equipos a estar arriba. Se trata del vigente campeón, tienen una gran plantilla, presupuesto, afición… se podría decir que reúnen todas las características para hacer una gran campaña», indica Igor Nuñez, para a renglón seguido asegurar que «nosotros les vamos a plantear el partido en las mismas condiciones que siempre, no vamos a variar nuestro estilo. Trataremos de jugarles de tú a tú, con los recursos que tenemos, que pasan siempre por lo colectivo».

Sobre el conjunto 'mirandilla', el preparador blanquiazul tiene claro que «atrás son un equipo que defiende fuerte y duro, mientras que arriba tienen individualidades muy importantes, mucha pólvora». Y eso que este verano salió del club su goleador Diego Cervero, enrolado ahora en las filas del Burgos. «No van a echar de menos esa figura del goleador», opina Núñez. Quien sí que estará en el partido es el defensa Carlos Julio Martínez, que había sido convocado con la selección de República Dominicana pero que finalmente no ha viajado.

En ese capítulo de ausencias, en la Cultura de Durango no estará el ariete Mikel Pradera, lesionado el pasado miércoles en el partido de Copa ante el Gernika, con una más que posible rotura de fibras en los isquiotibiales. Una baja que podría ser importante en esa zona ofensiva, tan necesitada de gol tras tres partidos sin ver portería, pero que para el técnico durangarra no lo es tanto. «Es una situación coyuntural. Podría decirse que forma parte de la adaptación a la categoría, sobre todo ante rivales con mucha más experiencia y nivel. Los importantes son los que sí están», señala.

Unai Núñez considera que el Mirandés, acostumbrado a las dimensiones y el césped natural de Anduva, podría tener algunas dificultades en Tabira -«pocas»- , pero sobre todo por «el planteamiento que nosotros proponemos». «Nos gusta ser protagonistas, y con nosotros siempre tienden a jugar de manera un poco diferente», asevera. «Nuestra sensación es la de que si el partido está vivo, se pone de ida y vuelta, tenemos mucho que ganar», concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos