La Cultural busca redimirse en Anduva

Imagen del choque de la primera vuelta en Tabira. /Borja Agudo
Imagen del choque de la primera vuelta en Tabira. / Borja Agudo

Los blanquiazules quieren romper su mala dinámica de resultados en uno de los campos más complicados del grupo

FERNANDO ROMERODurango

La Cultural de Durango afronta este domingo uno de los desplazamientos más complicados del curso. El conjunto dirigido por Igor Núñez viaja hasta tierras burgalesas para medirse en Anduva al Mirandés, el segundo clasificado y uno de los principales candidatos a todo esta temporada. Un duelo desigual sobre el papel pero que los durangarras, que llegan como colistas, quieren equilibrar sobre el terreno de juego.

No será una tarea sencilla para los vizcaínos, puesto que frente a ellos tendrán a un elenco de futbolistas con mucha calidad y experiencia, que la pasada jornada estuvieron a punto de ser los primeros en hacer hincar la rodilla al Racing en El Sardinero. Aunque finalmente acabaron cediendo ante el líder. Un motivación más que tendrán para salir a por todas ante su afición. Y más aún cuando el Barakaldo, su inmediato perseguidor, ha perdido en Zubieta.

«Nunca sabes qué partido va a ser sencillo, complicado… sobre el papel es de los difíciles. Es el segundo clasificado, con buenos argumentos para estar ahí arriba... En la primera vuelta, no es que se nos diera especialmente bien -la 'Cultu' cayó por 1-4-. Pero nosotros tenemos que seguir con nuestra mentalidad de seguir aprendiendo y disfrutando de la categoría, buscando ganar o puntuar en cualquier campo. Y con esa idea vamos a ir a Anduva», señala Núñez. «Y con la intención clara de querer ganar el partido», advierte.

En este sentido, destaca que ya en el encuentro de Tabira «fuimos capaces de tener la posesión durante mucho tiempo y de generarles ocasiones de peligro, lo que tiene bastante mérito. La diferencia estuvo en la pegada y el acierto que tuvieron en los primeros minutos». Con esa misma idea, señala que «no estoy preocupado por el rendimiento que podamos dar en Anduva. Es un escenario donde a todo el mundo le gusta jugar. Lo importante es sacudirse esa presión que puede generar jugar en un campo de esas características y con una afluencia de gente importante». «Yo creo que si somos capaces de que eso nos afecte lo mínimo posible, podemos hacer perfectamente un grandísimo partido», asegura.

Ese será, por tanto, uno de los principales argumentos que pondrá en liza la Cultural para tratar de sacar algo positivo del feudo rojillo y poner fin a una racha de cuatro partidos sin puntuar, seis sin conocer la victoria. «Es un equipo al que le gusta que le ofrezcas situaciones cómodas de mantenimiento de balón para ellos, y así poder condicionar el partido desde ahí. Pero nosotros vamos con esa misma idea», insiste. «Debemos estar acertados sobre todo en los momentos claves del partido, porque el Mirandés es un equipo que se expone mucho. Y nosotros arriba tenemos calidad para hacerles daño», resalta.

Por su parte, el preparador del equipo mirandesista, Borja Jiménez, señala sobre este encuentro que «viene el colista, sí, pero que nadie espere que va a pasar por aquí un mal equipo, ni mucho menos. Es verdad que llevan los puntos que llevan, están en el puesto que están y son un equipo que suele recibir goles, pero tienen un estilo muy claro y nos pondrán las cosas difíciles». «El otro día el Logroñés les ganó sufriendo y hace dos semanas la Real Sociedad 'B' lo hizo en el minuto 93», advierte.

La Cultural de Durango que irá a Miranda con todos sus efectivos disponibles excepto dos. Iparra se perderá el partido por acumulación de cartulinas, y Varela seguirá una semana más fuera de la convocatoria por su lesión de tobillo.