Amargo empate para el Bilbao Athletic

Ni cántabros ni vizcaínos han logrado ver portería en Santa Ana/Gimnástica Torrelavega
Ni cántabros ni vizcaínos han logrado ver portería en Santa Ana / Gimnástica Torrelavega

La lesión de Sancet mediada la primera mitad fue la peor de las noticias para los de Garitano

OPTA SPORTTorrelavega

El Bilbao Athletic solo ha podido sumar un punto en los campos de Santa Ana tras un partido con dos partes bien diferenciadas; una primera, mucho más táctica donde las oportunidades brillaron por su ausencia; y una segunda, más abierta donde ambos equipos pudieron marcar, aunque finalmente el electrónico no se movería en ningún momento. Ha sido un partido donde la peor noticia para el conjunto bilbaíno es la lesión de su joven promesa Oihan Sancet, que se tuvo que retirar en el minuto 36. Sancet sufre una entorsis en su rodilla izquierda, y queda pendiente de evolución y próximas pruebas médicas.

El comienzo de la primera parte fue el clásico partido de inicio de temporada, con mucho respeto entre ambos equipos y escasez de oportunidades en ambas porterías. Las llegadas a ambas áreas fueron propiciadas por jugadas a balón parado, pero fueron acciones que no terminaron de generar algún tipo de peligro a los guardametas.

0 Gimnástica

Álex Ruiz; Borja Camus, Cristian, Luis Alberto, Fermín; Vitienes, Cusi, Rubén Palazuelos, Diego Rozas (Min. 76, Víctor Fernández); Nacho Rodríguez (Min. 82, Barbero) y Primo (Min. 69, Cagigas).

0 Bilbao Athletic

Unai Etxebarría; Sillero, Vivian, Murúa, Rojo; Baqué, Vencedor; Muñoz (Min. 75, Jurgi), Sancet (Min. 36, Salado), Iñigo Vicente (Min. 89, Morcillo); Villalibre.

árbitro
Mallo Fernández. Amonestó a los locales Camus, Cristian, Rozas y Primero. A los visitantes Sillero y Morcillo.
incidencias
Campo de Santa Ana. 2000 espectadores.

Comenzó el choque dominando el balón el Bilbao Athletic ante una Gimnástica que presionaba arriba en busca de un robo de la posesión para sorprender con velocidad a la defensa vizcaína. Pasaron los minutos y el conjunto vasco no terminaba de poner en peligro la portería de Álex Ruiz. Mientras, el conjunto torrelaveguense, que cada vez se iba encontrando más cómodo sobre el terreno de juego, iba perdiendo los miedos del debut ante su público y presentaba mayor soltura a la hora de acercarse con mayor criterio y peligrosidad a la meta de Unai Etxebarría.

Sin embargo, en el minuto 29 fue el Bilbao Athletic quien estuvo a punto de abrir el marcador en la que fue la mejor ocasión del conjunto visitante en este primer tiempo. El defensa local Luis Alberto, en un balón que no consiguió despejar, dejó la ocasión clara a Villalibre, pero mandó el esférico al travesaño en una ocasión que pudo marcar el devenir del encuentro. Esta oportunidad resucitó al filial bilbaíno para que retomara de nuevo el control del partido y comenzó a acercarse al área de la Gimnástica con algo más de peligro. Tuvo como principal protagonista a su extremo por banda derecha, Iñigo Muñoz.

En el minuto 36, se produjo el grave contratiempo de la lesión de Sancet por la que tuvo que ser sustituido. El primer tiempo se cerró con la mejor ocasión del cuadro local, un centro desde la derecha de Borja Camus que fue cabeceado con mucha intención por Nacho Rodríguez, obligando a Unai a realizar una gran intervención a cuya continuación tuvo que responder nuevamente con un paradón de una volea de Vitienes. El partido del guardameta de Unai Etxebarría fue clave para que el filial rojiblanco se llevara un resultado positivo de Torrelavega.

Tras el paso por vestuarios, el panorama cambió completamente. El partido pareció enloquecer por momentos y se sucedieron las oportunidades en ambas porterías. En el minuto 47, un disparo envenenado al segundo palo de Iñigo Vicente obligó a Álex Ruiz a realizar una gran estirada para despejar el balón a córner. Entre el minuto 54 y el 64 se vivieron momentos de auténtica locura donde cualquiera de los dos equipos pudo marcar.

Primero, un centro-chut de Diego Rozas que se fue cerrando y acabó pegando en el poste de la portería bilbaína y a cuyo posterior despeje respondió Palazuelos con una volea que se marchó alta. En el 57 hubo un centro desde la derecha del ataque visitante que no pudo ser rematado por escasos centímetros ni por Baqué ni por Muñoz. Tan solo un instante después, una falta botada por Camus con salida en falso del guardameta visitante era rematado por Palazuelos con la testa y el balón estuvo a punto de entrar en la portería.

Ya en el minuto 64, un centro de Camus desde la derecha era rematado en el interior del área por Nacho Rodríguez, pero el balón se marchó rozando el poste cuando la grada estuvo a punto de cantar el primer gol local. Tras esto, ambos equipos parecieron decretarse una tregua y el encuentro volvió a los derroteros del primer tiempo con dos conjuntos que luchaban por hacerse con el control en el centro del campo. Los minutos corrían y no parecía que el marcador fuera a moverse.

La Gimnástica pudo haberse llevado los tres puntos en el minuto 85, tras un remate en un córner de Cristian al que respondió Unai Etxebarría con el paradón de la tarde ante la desesperación de la parroquia local. Una última llegada de Villalibre al área de la Gimnástica ya cumplido el minuto 90 fue el último vestigio de un partido que no dio para más. Ambos equipos se tuvieron que conformar con el reparto de puntos.

 

Fotos

Vídeos