La falta de pegada vuelve a condenar al Amorebieta

Un lance del encuentro de Urritxe.,/Borja Agudo
Un lance del encuentro de Urritxe., / Borja Agudo

Los azules fueron superiores en la primera mitad y tuvieron un gran número de ocasiones para dar la sorpresa en Urritxe y batir al líder, pero finalmente se premió el acierto y el Racing de Santander ganó los tres puntos

PERU OLAZABAL

Duelo de contrastes en Urritxe. El líder, el Racing de Santander, visitaba un campo donde hay necesidad de puntos, donde la situación es completamente diferente. La lucha por lograr el ascenso frente al ansia de salir de la zona peligrosa. Aún así, los cántabros sabían que no les iban a regalar nada y que los zornotzarras prometían un partido de «gran intensidad y gran entrega», tal y como afirmaba Vélez en la previa de este encuentro a EL CORREO.

Precisamente, los primeros compases fueron de una intensidad enorme, ambos conjuntos ejercían una presión muy alta y querían jugar en campo contrario. Las ocasiones se sucedían para unos y otros, por lo que era de suponer por los minutos iniciales, que el enfrentamiento sería de tú a tú, muy intenso, dejando los favoritismos y las especulaciones a otro lado. Todo parecía igualado hasta que Tascón, en una de sus eternas disputas en área contraria, recibía un empujón y forzaba el penalti para los azules. Ortega lanzó la pena máxima con mucha sangre fría y marcó por la escuadra derecha de la portería de Iván Crespo.

1 Amorebieta

Tena; Ibarbia, Arregi, Simic, Aurtenetxe; Martins, Ortega; Orozko (Mujika, min.79), Iturraspe (Zarrabeitia, min. 81), Seguín; Tascón.

3 Racing

Iván Crespo; Buñuel, Castañeda, Óscar Gil, Jordi Figueras; Sergio Ruiz, Rafa de Vicente; Nico Hidalgo (César Diaz

Goles:
1-0 Ortega (penalti, min. 21), 1-1 Jon Ander Pérez (min. 33), 1-2 Cejudo (penalti, min.57), 1-3 Sergio Ruiz (min.90)
Árbitro:
Iván González González, del Comité balear de árbitros amonestó a los locales Iturraspe (min.59), Tascón (min.70) y expulsó a Mujika por doble amarilla (min.57) y (min.84), y a los visitantes Aitor Buñuel (min. 19), Cejudo (min.35) y Jordi Figueras, (min.77).
incidencias:
550 espectadores en Urritxe. Aproximadamente, cien de ellos eran hinchas del Racing de Santander.

Tras ponerse por delante, la garra y la intensidad del equipo local no decaían, pero dejaron de cometer tantos riesgos y atrasaron la presión. El Racing, por lo tanto, comenzó a llevar la iniciativa del partido por medio de la posesión pero sin crear excesivo peligro. No obstante, cumplida la primera media hora de encuentro, una sucesión de tres ocasiones consecutivas por parte de los santanderinos, con dos palos de por medio, acabó con el remate a portería vacía de Jon Ander Pérez, tras recoger el rechace en el área pequeña, que empató el encuentro en la que fue su casa la temporada pasada.

Las tablas no hundían a los zornotzarras, todo lo contrario, creían en sus posibilidades, volvían a plantear un duelo más ofensivo y dispusieron de una serie de ocasiones a partir de varios córners, faltas directas y juego directo que hacía daño a los visitantes. La más clara, un testarazo de Seguín en el minuto 43 tras una falta lateral botada por Ortega que paró Crespo y pegó en el palo.

La segunda mitad también comenzó con una demostración de entrega máxima por parte de ambos conjuntos y por encima de todo, con la igualdad por bandera, pero la iba a volver a romper otro penalti. Esta vez cometido por los azules y más concretamente, por un derribo de Arregi a Jon Ander que no falló Alvaro Cejudo desde los once metros engañando a Tena.

Los de Iñigo Vélez no bajaban los brazos tras ponerse por detrás en el marcador y encerraron al cuadro cántabro en su área en los minutos siguientes. Ortega, Iturraspe y Martins disfrutaron de ocasiones clarísimas. Las dos primeras las evitaron defensores del conjunto racinguista, prácticamente justo debajo del larguero y el disparo desde la frontal del área de Martins se marchó a escasos centímetros por encima del arco rival.

En la recta final, Tascón también pudo igualar el partido tras un cabezazo a bocajarro que paró Crespo con grandes reflejos. Los del Sardinero arañaban minutos al marcador y el encuentro bajaba revoluciones dado a que era interrumpido con muchas faltas tanto de locales como de visitantes. El tiempo se terminaba y las esperanzas eran cada vez menores para los azules que además acababan con uno menos por la expulsión de Aritz Mujika. El extremo de Pasaia recibía la primera cartulina mientras realizaba el calentamiento y la segunda tras una falta que paró un contraataque.

Pero el fútbol no conoce de justicia y la balanza se acabó desequilibrando para el conjunto de Iván Ania, que en el minuto 90, cortó toda la esperanza que les quedaba a los zornotzarras con un gol de Sergio Ruiz. Un duelo que se volvió a definir por detalles y que se les volvió a escapar a los de Iñigo Vélez, que continúan en zona delicada y acumulan nueve encuentros sin ganar.

 

Fotos

Vídeos