El regreso triunfal de Maite Oroz diez meses después: «Ha sido duro, pero he aprendido mucho»

El regreso triunfal de Maite Oroz diez meses después: «Ha sido duro, pero he aprendido mucho»
ESTEBAN ABION

La centrocampista rojiblanca, tras superar una rotura de ligamento cruzado, está a un gran nivel y es una de las jugadoras mas destacadas de la pretemporada

Beatriz Garnández
BEATRIZ GARNÁNDEZ

El 25 de septiembre de 2018 Maite Oroz (Huarte, Navarra, 1998) sufría uno de los mayores varapalos en la carrera de una futbolista: las pruebas confirmaban una lesión en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. La jugadora se había retirado lesionada en el duelo contra el Atlético de Madrid en Lezama el 22 de septiembre. Era la tercera jornada de liga y la centrocampista rojiblanca decía adiós a toda la temporada. «El proceso de recuperación es difícil. Al final estás fuera del vestuario y fuera del terreno de juego, que es lo que más me gusta», explica Oroz en una entrevista con EL CORREO.

A pesar de la gravedad de la lesión, la navarra trata de quedarse con el lado positivo. «Ha sido duro, pero he aprendido mucho. Cuando las cosas te van muy bien todo el mundo está pendiente, pero cuando estás lesionada hay momentos en los que tienes que ser fuerte, apoyarte en la gente cercana y tirar hacia delante con lo que tienes», confiesa.

Durante su lesión, la navarra tuvo que superar otro grave e inesperado contratiempo. Y es que tras someterse a la primera intervención, tuvo que volver a pasar por quirófano. «Me tuvieron que operar una segunda vez porque me había salido una fibrosis que me había creado un tejido que no me dejaba ni flexionar ni estirar al 100% la rodilla. Por eso me costó recuperarme un poco más de lo habitual», recuerda. Oroz reconoce que el apoyo del equipo y de su entorno ha sido «imprescindible» para volver con más fuerza. «Sin ellos no hubiese podido salir adelante tan bien como he salido», explica.

No fue una situación fácil para la joven futbolista de 21 años, que estaba destinada a ser uno de los nombres propios del equipo. «El principio es duro, pero conforme vas viendo que ya puedes empezar a correr, que empiezas a hacer más cosas, ya te sientes más realizada. Al final la cabeza da vueltas», señala.

La navarra empezó a ejercitarse con sus compañeras en el mes de mayo para ir recuperando poco a poco la forma física. «Estuve entrenando con el equipo y ya me sentía bastante cómoda, pero me faltaban minutos, me faltaba jugar, y ahora que ya he podido jugar y disfrutar con el equipo, estoy muy contenta», explica.

Un gran refuerzo

Ahora, diez meses después de su lesión, Oroz vuelve a sentirse futbolista. De hecho, está siendo una de las revelaciones de la pretemporada rojiblanca. Como señaló el nuevo entrenador del conjunto vizcaíno, Ángel Villacampa, la centrocampista es uno de los grandes refuerzos para la nueva temporada, que arrancará en menos de un mes.

El 4 de agosto jugaba su primer partido. 72 minutos ante el Girondis. Contra el Soyaux estuvo en el campo 68 y ante el París FC entró en el minuto 70 y anotó el único tanto para su equipo desde el punto de penalti. Ante el Tacón en la semifinal del Carranza jugó prácticamente todo el partido y marcó el gol que dio el pase a la final al Athletic. «Me encuentro bien físicamente y con balón también me siento muy cómoda», subraya.

Esta era la primera vez que el cuadro vizcaíno y el madrileño se enfrentaban en un partido. «Nos sorprendieron. No sabíamos mucho de cómo eran a nivel individual y colectivo, solo por los vídeos que habíamos visto. En la primera parte salieron ellas más a atacar, pero en la segunda estuvimos nosotras mejor y con el penalti pudimos ganar», señala sobre el duelo ante el Tacón. Hoy luchará por alzar el primer trofeo femenino de uno de los torneos de verano más longevos de España, el Ramón de Carranza. «Es un lujo jugar la final. Anteriormente había sido siempre masculino, nunca había sido femenino», dice.

De cara a la próxima temporada, que será la quinta de Oroz con la elástica rojiblanca, se muestra «ilusionada». «Parte del cuerpo técnico es nuevo y este aire fresco nos ha venido bien a las jugadoras y estamos con muchas ganas. Vamos a aspirar a todo lo que podamos e intentar quedar lo más arriba posible», avanza.

Una temporada en la que la joven futbolista navarra volverá a ser una de las jugadoras a tener en cuenta y es que, a pesar de su juventud, ya lleva 93 partidos y 9 goles en la máxima categoría del fútbol femenino, en la que debutó con el Athletic a los 17 años.

Más información