Campeonato de Europa 24 horas

Ziortza Villa se reafirma con su primer título internacional a cuatro meses del Mundial

La bilbaína feliz después de colgarse la medalla de campeona continental. /FACEBOOK
La bilbaína feliz después de colgarse la medalla de campeona continental. / FACEBOOK

La ciclista vizcaína de ultrafondo mejora su récord personal y el de la prueba continental en Eslovenia al sumar 773 kilómetros 'non stop'

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

De otra pasta. 773 kilómetros sin parar, a lo largo de todo un día. 24 horas sin dejar de pedalear. La distancia que separa Vigo de Valencia, o aproximadamente su Bilbao natal de Granada o Murcia. Un esfuerzo sobrehumano que le ha valido a la vizcaína Ziortza Villa para lograr su primer triunfo internacional, coronándose campeona de Europa en la prueba de 24 horas celebrada en Dubrovnik (Eslovenia) este pasado fin de semana.

Una marca con la que ha batido su propio récord personal, y también el de la competición, lo que le hace sentirse aún más satisfecha. «Es un premio que me da confianza, ganas y más ilusión. Me reafirma que voy por el camino correcto, que lo estoy haciendo bien y que hay que ser paciente porque las cosas llegan», reconoce a este periódico. Un triunfo incontestable por delante de la alemana Anke Heinicke y de la checa Iva Fraühaufova, en un circuito por carretera de 11 kilómetros, «rodador, llano», en el que estaba permitida la bicicleta contrarreloj y el ir a rueda, y en el que dio un total de 70 vueltas.

«Desde el principio me encontré muy bien, muy fuerte. Hasta la medianoche, cuando finalizaron los que hacen la carrera de 12 horas, iba mucha gente, pero luego ya era difícil encontrar a otro ciclista en el circuito. La segunda mitad la hice en solitario, en la noche fue donde se marcaron las diferencias», explica, asegurando que a la luz de la luna supo gestionar muy bien el esfuerzo. «Cuando amaneció -sobre las 5 de la mañana- intenté sumar kilómetros, y una hora antes de terminar ya sabía que matemáticamente había ganado». ¿Que hizo entonces? Pues exprimirse al máximo, pese a llevar 23 horas subida encima de su bicicleta. »Fue cuando decidí batir mi récord personal».

La corredora vizcaína sonriente antes de tomar la salida.
La corredora vizcaína sonriente antes de tomar la salida.

Al atravesar la línea de meta Ziortza, la única española que tomó la salida y la primera vasca que ha logrado reinar allí, disfrutó de una doble celebración. «Ganar allí era mi objetivo, para lo que me había estado preparando durante siete meses, pero me enorgullece más superar mis propios límites», asegura. «Esta especialidad es minoritaria y complicada, y apostar por ello te hace pasar por periodos de incertidumbre pero cuando consigues un resultado tan bonito como este ante otras corredoras expertas te reafirmas en tu apuesta».

Campeonato de España

Una hazaña que la bilbaína reconoce que inició «con mucha tranquilidad». «Cada vez empiezo con más calma. Todos sabemos que tenemos un día entero por delante. En los ambientes de presión y hostilidad en los que también he corrido no me encuentro tan cómoda como en este tipo de carreras», asegura. Una exigente prueba al alcance muy pocos en la que entran muchos elementos en juego, además del control de tu cuerpo y de tu mente para no desfallecer ante semejante esfuerzo. «Es importante por ejemplo decidir en qué grupo te quedas al principio, o si es mejor ir solo; la puesta en escena de la alimentación e hidratación que se ensaya en los entrenamientos... Cuanta más experiencia tienes lo afrontas todo de la mejor manera y creo que ese momento a mí me empieza a llegar», afirma Villa, quien hace un mes celebró su 36 cumpleaños, antes de cruzar de lado a lado Noruega.

La vizcaína aprovecha estos días para descansar y recargar las pilas ya que en apenas semana y media, el último fin de semana de julio, participará en el Campeonato de España de ultrafondo en el circuito valenciano de Cheste, donde lleva venciendo de manera ininterrumpida desde 2016, con récord femenino incluido en 2017 (740 kilómetros). «Espero hacer otra vez una carrera bonita». Ya a partir de agosto se centrará en su principal objetivo, el Mundial de 24 horas contrarreloj que se celebrará en noviembre en California, al que acude por tercera vez consecutiva y con la intención de terminar en el podio.