Carro y Loyo, los mejores en Iurreta

De izquierda a derecha, Viñaras, Jiménez, Carro, Loyo, Santiago y Pereira, en el podio. /PANKRA NIETO
De izquierda a derecha, Viñaras, Jiménez, Carro, Loyo, Santiago y Pereira, en el podio. / PANKRA NIETO

La alavesa que venía de ganar el Nacional de Medio Maratón, se hizo ayer con el título de Euskadi de 10 kilómetros en ruta

MANUELA DÍAZ

La alavesa Elena Loyo, con el título de campeona de España de Medio Maratón todavía caliente, se alzó ayer con la txapela del autonómico de los 10 kilómetros ruta disputado en lurreta. La corredora del BM Bilbao dominó la 39° Prueba Urbana de lurreta -que organiza el Bidezabal en colaboración con EL CORREO- en un paso más dentro de su preparación maratoniana. También estuvo imparable el atleta madrileño Fernando Carro, que no dio tregua a los corredores vascos que fueron relegados del podio iurretarra. Así, el campeonato de Euskadi masculino fue a parar a Rubén Castrillo, que fue cuarto en la general.

Un repertorio de lujo que animó la fiesta del atletismo de lurreta, dónde ayer se dieron cita cerca de 400 corredores de todas las edades que fueron sucediéndose en el circuito de 10 kilómetros urbano durante toda la mañana. La carrera élite, que contó con doscientos atletas, arrancó rápida con un enérgico Fernando Carro, subcampeón de Europa de los 3.000 metros obstáculos, calentando motores para el Nacional de Fondo en Pista que disputará el próximo sábado en Valencia.

Su frenético ritmo -que a los cinco kilómetros era de 14:47, parecía dispuesto a destronar al asturiano Carlos Alonso, mejor tiempo desde hace cuatro años. Junto al atleta del Nike Running, un grupo de siete corredores que mantuvo el tipo hasta poco antes de superar los cinco kilómetros cuando, por un lado, encabezaban la prueba Carro; Sergio Jiménez, del Playas de Castellón; Camilo Santiago, del Añares Rioja; y Rubén Castrillo, del Solorunners y primer atleta vasco. A un par de segundos le seguía Aimar Bouzian, el tolosarra Unai Arroyo, este último del club guipuzcoano Apalategui, y el cántabro Diego Cuadrado.

Pese a que la temperatura era inmejorable y la lluvia respetó la jornada, el ritmo fue bajando y los puestos se fueron definiendo. Camilo Santiago se descolgó de Carro y Jiménez, que en un gesto de deportividad cruzaron la meta a la par. Pararon el crono en 29:48, a 20 segundos del récord de la carrera, y con 23 segundos sobre el riojano, que fue tercero. Tras ellos llegó en solitario el burgalés Rubén Castrillo (30:36) que coronaba el podio del campeonato de Euskadi, y 30 segundos después, codeándose en un acelerado sprint, Bouzian y Arroyo. Pese al esfuerzo del guipuzcoano por alzarse con el segundo escalón, Bouzian no dio tregua y mantuvo el tipo hasta cruzar la línea de meta.

La vitoriana Elena Loyo arrancó a la par de la gallega Solange Pereira y Clara Viñaras. Poco antes de la mitad del recorrido Elena aceleró su ritmo logrando descolgar a Pereira. Poco después, también lo hacía con Clara Viñaras.

Con un tiempo de 34:29, Loyo se hizo con la txapela, con 32 segundos de ventaja sobre la atleta del Super Amara. A 3 minutos y 17 segundos llegaba Pereira y con un tiempo de 38:07, cruzaba la meta la vizcaína Saioa Elaso, segunda atleta vasca en meta. Tercera del campeonato de Euskadi fue Pilar Morán del Alimco RunningFiz.