Doble baja en 'El Conquistador del Pacífico'

Leire y Lopa en 'El Conquistador del Pacífico'. /EiTB
Leire y Lopa en 'El Conquistador del Pacífico'. / EiTB

Leire fue la expulsada al perder el duelo contra Asier e Ibai, y Lopa se retiró llorando de la aventura por una lesión en el gemelo

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Llámalo manipulación, llámalo estrategia. Ha llegado el momento de que la cabeza compita tanto o más que los músculos en 'El Conquistador del Pacífico'. Verdes y rojos están parejos, y los dos únicos azules se sienten aislados y, sobre todo, presionados. Pero la suerte quiso que Leti San y Luisito coincidieran en la prueba de inmunidad con la única 'esmeralda' que no encaja en su grupo: Maider. Y el trío decidió hablar sin tapujos sobre el futuro. «Si Leti y yo no queremos jugar con los verdes os podemos putear», insinuaba el maquiavélico Luis, al tiempo que dejaba caer la frágil situación de Maider el día que los verdes tengan que empezar a nominarse entre ellos.

«Soy muy estratega», asumía el de Miranda de Ebro con sonrisa taimada. Así llegó el trío al primer juego en el que se enfrentaban a los grupos formados por Krasi, Iker e Ibai; Ianire, Leire y Caballo; Asier, Jontxu y Lekue; y Esko, Luna y Lopa. El juego consistía en emular a los míticos pescadores de perlas del archipiélago. El primer aventurero debía bucear y conseguir las conchas. El segundo era el encargado de trasladarlas a tierra firme y al tercero le tocaba abrirlas y descubrir si contenían la preciada esfera de nacar o no. Porque ganaba el que más perlas lograse, el número de conchas no contaba.

Krasi no aguantó bajo el agua, «me ahogaba», explicaba cabizbajo, y motivó que su grupo perdiera la competición. Curiosamente fueron los azules, con Maider, los que consiguieron tres perlas, convirtiéndose en los campeones del desafío. Y su victoria no gustó a muchos de sus contrincantes. Caballo, por ejemplo, advertía que él no había ido al concurso a jugar, «para eso me voy al casino», reprochaba. Y Leire seguía su estela: «Esto no es el conquiscasino», reprochaba. Pero el que más sufrió, sin duda, fue Lopa, ya que una lesión en la pierna le postró en la playa desde donde pedía llorando la ayuda del médico. Tenía mal un gemelo y el dolor le pudo hasta tal punto que decidió abandonar el concurso. «Conozco bien mi cuerpo y se cuándo dice basta», argumentó antes de renunciar a la aventura.

Leire aseguraba que quería ser la escogida para el duelo, «porque no quiero seguir aquí haciendo el gilipollas», y sus compañeros se decantaron por ella en la asamblea. Antes, Krasi, Iker e Ibai se jugaron al palito más corto su condena, y fue Ibai el peor parado. «No eres el Krasi del año pasado», reprendió Julian al búlgaro por no haberse prestado voluntario al duelo después de su mal hacer en la prueba. Ya solo quedaba saber a quien escogían los ganadores y Luisito, Leti San y Maider votaron a Asier.

El juego de los garfios esperaba al trío de la lista negra. Se trataba de lanzar unos ganchos desde unas bases fijas e ir atravesándolas haciendo tirolinas sin tocar la arena ni el agua. Asier demostró una fuerza colosal al tener que repetir la prueba cuando ya casi habia llegado al final. Se le soltó el garfio y se cayó, teniendo que empezar de nuevo. Con todo, el de Gallarta remontó y adelantó a sus contrincantes ganando el duelo. Leire tuvo un duro percance en uno de sus lances. Al tirar la cuerda le dio a Lekue, que era el ayudante de Ibai, y le provocó una brecha en la cabeza que se arregló con seis puntos de sutura. La de Hernani perdió el reto, siendo la expulsada, a pesar de haber peleado muy bien la prueba.