Antonia Dell'Ate vuelve a 'Masterchef' con 'zascas' para todos

Antonia Dell'Ate , durante el programa de Masterchef Celebrity 3./RTVE
Antonia Dell'Ate , durante el programa de Masterchef Celebrity 3. / RTVE

La italiana ganó la 'repesca' y regresa al concurso, mientras Óscar Higares tiene que 'hacer las maletas' al no acertar con la receta de una serpiente

Joseba Fiestras
JOSEBA FIESTRAS

Una semana ha bastado para que Antonia Dell'Ate regrese a 'Masterchef Celebrity' con las pilas cargadas y dando caña a diestro y siniestro. La famosa 'repesca' trajo de nuevo a los concursantes eliminados que deseaban reengancharse a la competición y para ello debían elaborar distintos postres. El de la italiana sedujo al jurado que decidió recuperarla y ahí empezaron los desatinos. «Vuelvo con la misma ilusión que cuando entré por primera vez», anunció la veterana modelo al saberse ganadora. «¡Cómo ha venido de calmada!», ironizó Boris al escucharla. Pero el escritor no acababa de creerse las buenas intenciones de su compañera y, ante el reencuentro de Dell'Ate con Carmen Lomana apuntó: «Ha sido como Kruschev y Nixon durante la guerra fría».

La gala comenzó con un triple reto en el que los aspirantes debían demostrar su destreza con los cuchillos. Primero debían deshuesar un pato en veinte minutos, luego filetear un dentón y, los dos mejores se enfrentaron en el último reto a elaborar un plato de mar y montaña con los ingredientes preparados anteriormente. El chef Pablo González y el panadero Jordi Moreras les dieron las claves para hacer un plato acompañado de un delicioso pan artesanal. María Castro y Óscar Higares fueron los más destacados, siendo el torero el vencedor.

La prueba de exteriores se desarrolló en el Palacio de los Duques de Pastrana de Madrid, donde el jurado rindió homenaje a la ONCE, la mayor organización de ciegos del mundo, que está celebrando su 80 aniversario. Para saber cómo es el día a día de las personas a las que ayuda esta institución, los capitanes tuvieron que hacer la compra totalmente a ciegas, y María se olvidó de coger los garbanzos necesarios para elaborar un cocido madrileño. No importó demasiado porque lo cocinaron con lentejas y sortearon el bache. El equipo liderado por la actriz pelirroja (que a pesar de ganar el reto tuvo que ir a la eliminatoria porque la semana pasada aceptó ayudar a Jaime Nava y al perder este heredó su delantal negro) venció y Carmen Lomana, Boris Izaguirre y Mario Vaquerizo se salvaron del combate.

Una vez en plató, los 'condenados' se enfrentaron a recetas con proteínas que no suelen comer, como la carne de serpiente, guanaco, canguro o cocodrilo. Y fue Antonia la que tenía que repartir los alimentos. Y no dejó títere con cabeza. «A cada cerdo le llega su San Martín», adelantó la de Brindisi antes de empezar a repartir animales y estopa. El guanaco (muy parecido a la llama) se lo dio a Paz Vega, «porque escupe como ella», sentenció. El cocodrilo fue para María, «que tiene lágrimas de cocodrilo», dijo. Tras brindarle la oreja de cerdo a Ona Carbonell, «porque ella también es un poco 'Pinocho' con esa sonrisa que parece que no se ha comido una rosa», 'regaló' la serpiente a Higares. «Es el animal más asqueroso de la Tierra y a ver si se pone en su piel porque aquí nadie es intocable», castigó la italiana dejando boquiabierto al personal. Y la pena funcionó porque el torero fue el expulsado de la velada, al no dar en la diana con su propuesta. «El problema es la falta de respeto al producto, no le has sacado partido», evaluó Samantha Vallejo Nájera antes de que el jurado lo eliminase. Higares abandonó el concurso llorando de emoción y provocando las lágrimas de todos sus compañeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos