Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

El apestado Kevin Spacey

Kevin Spacey comparece en el juzgado de Nantucket (EE UU)./Efe
Kevin Spacey comparece en el juzgado de Nantucket (EE UU). / Efe

El ganador de dos Oscar afronta 30 demandas por abusos sexuales mientras Hollywood no quiere saber nada de él

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Lester Burnham, el protagonista de 'American Beauty', comenzaba el día masturbándose en la ducha. «A partir de ahora, todo lo que venga será peor», filosofaba. En 2000, Kevin Spacey ganó su segundo Oscar por personificar el hastío vital del americano medio que vive plácidamente en su chalé de los suburbios. Un personaje en la estela del Willy Loman de 'Muerte de un viajante' y el Ned Merrill de 'El nadador', iconos del fracasado que se resiste a reconocerse como tal cada vez que suena el despertador.

 

Fotos