La nueva película de Kevin Spacey recauda 110 euros en EE UU

Kevin Spacey en 'El club de los jóvenes multimillonarios'. /El Correo
Kevin Spacey en 'El club de los jóvenes multimillonarios'. / El Correo

Las denuncias por abusos sexuales llevaron a que el actor fuera eliminado de la serie 'House of Cards' y del último filme de Ridley Scott

OSKAR BELATEGUI

Kevin Spacey es un apestado en Hollywood. Netflix prescindió de sus servicios tras cinco temporadas en la serie más popular de la plataforma, 'House of Cards', y el director Ridley Scott eliminó su presencia en 'Todo el dinero del mundo' sustituyéndole por Christopher Plummer, un proceso que costó millones de dólares. El motivo no es otro que las acusaciones de abusos sexuales que afronta el actor, que hasta la fecha ha recibido seis denuncias de hombres en Reino Unido.

Que Spacey no es muy popular en la era del #MeToo lo demuestra el estreno de 'El club de los jóvenes multimillonarios', el filme de James Cox que rodó antes de los escándalos. La cinta se estrenó el pasado viernes en diez cines de Estados Unidos recaudando 126 míseros dólares (110 euros) ese mismo día. El filme, en el que Spacey tiene un papel secundario, retrata a un grupo de jóvenes arribistas que en los 80 trataron de hacerse ricos con un esquema piramidal de ventas.

«Esperamos que estas acusaciones angustiantes, relacionadas con el comportamiento de una persona que no se conocieron públicamente cuando la película se rodó hace casi dos años y medio y que tiene un pequeño papel secundario, no empañen la obra», expresaron confiados los productores de una película que tampoco ha recibido buena acogida crítica y está disponible en plataformas de internet. Spacey tiene pendiente de estreno un filme biográfico sobre el escritor Gore Vidal producido por Netflix, cuyo estreno se ha retrasado 'sine die'.

«Comportamiento ebrio»

Mientras, la Policía británica investiga tres nuevas acusaciones de agresión sexual, que se remontan a 1996, 2008 y 2013. En octubre de 2107, el actor Anthony Rapp le acusó de haber abusado de él en 1986, cuando tenía 14 años. Spacey confesó en su cuenta de Twitter que no se acordaba del incidente. «Honestamente, no recuerdo el encuentro, debió ser hace más de 30 años. Pero si me comporté como él describe, le debo la más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado», escribió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos